Pensaba que si estudiaba matemáticas era imposible que el Mercader del pueblo te joda con la balanza o con el vuelto, hoy a la distancia recuerdo el consejo de mi Abuela “si una mula lo voltea, lo va a volver hacer” como una aproximación más a la Historia, en definitiva por eso se animan a cambiar los Belgrano y los San Martín por animales… para que no haya historia y solo tengamos el recuerdo cercano de su limosnas, apelando al sacrificio permanente de “hervir la yerba dos veces”, “pal hambre no hay Pan duro” o “póngale pañal de tela y le sirve varias veces” dejando en el olvido el cambio de la leña por vales de mercadería de sus ramos generales, el comprar por encargo con la plata de uno, comprar muebles en cuotas que cancelan el valor de contado en las dos primeras….eso es CAMBIEMOS del “FUTURO POR PASADO”Jorge Davila