La cuarta Asamblea Ordinaria del Consejo Económico y Social se desarrolló este lunes en la Sala de La Reforma del Consejo Superior de la UNLaR; oportunidad en la que los miembros brindaron su apoyo al reclamo por un presupuesto 2019 acorde a la situación económica que atraviesa el país y que permita garantizar la continuidad de la universidad pública.
El gobernador y presidente del Consejo Económico y Social, Sergio Casas, encabezó la Cuarta Asamblea Ordinaria del Consejo Económico y Social, que tuvo a la Universidad Nacional de La Rioja. La casa de altos estudios tuvo marcado protagonismo en la sesión, al tratarse “El Rol Social, Educativo y Transformador de la Universidad Pública” –ponencia a cargo del rector Fabián Calderón-, como también la firma de un convenio de cooperación recíproca entre la UNLaR y el CEYS La Rioja.
Al dar apertura a la sesión, Casas dijo que es un orgullo sesionar en esta universidad de la que formó parte como estudiante y, ahora, como graduado. Luego de que trataron y aprobaron el rechazo de la eliminación del Fondo Federal Solidario y el vaciamiento y despidos en la Secretaría de Agricultura Familiar, el Rector dio lectura al proyecto de acompañamiento por parte del órgano a la defensa de la universidad pública.
Calderón comenzó diciendo que es muy importante para la comunidad universitaria y para las 57 universidades que llevan adelante esta lucha poder expresar la situación ante los integrantes del Consejo Económico y Social. Seguidamente, celebró que esta Asamblea se haya llevado adelante en la Universidad, y se mostró satisfecho de que un graduado de esta universidad sea hoy el Gobernador de la provincia.
Consecuentemente, los miembros del CEyS expresaron su preocupación por la situación económica y social de las universidades, advirtiendo la necesidad de una actualización del Presupuesto 2019, que tome la educación como un bien público.
En ese marco, el Consejo Económico y Social rechazó cualquier medida política que implique poner en peligro el sistema universitario.
Luego de las palabras de Calderón, el decano de la UTN La Rioja, José Nieto, adhirió al planteo de su antecesor señalando: “estamos atravesando una situación crítica relacionada con la subejecución presupuestaria, estamos pensando cómo pagar la luz, los servicios”; y sostuvo: “vamos a seguir en plan de lucha”.
Por su parte, el rector de la Universidad Nacional de Chilecito (UNDeC), Norberto Caminoa, dijo: “hago mías y apoyo las palabras leídas en el documento”. Y advirtió que “hoy no es sólo un riesgo económico sino también un riesgo ideológico. Se está evaluando si la universidad es un gasto público o es una inversión”.
En tanto, el diputado provincial Claudio Saúl dijo que la realidad nacional, en cuanto a políticas públicas, y el ajuste que lleva adelante el gobierno atrae grandes perjuicios. “La realidad es esta: que se tiene en vilo a 170 mil profesores. Desde la Cámara de Diputados hemos discutido y hay un sector político que no está acompañando este reclamo”, agregó.
Asimismo, se estableció el envío del acta declaratoria a organismos nacionales involucrados, como así también a los legisladores nacionales riojanos, con el fin de dejar explícito el apoyo del Consejo Económico y Social en la lucha de los recursos para educación superior, pública y gratuita.
“Nos afecta a todos”
A su turno, Casas dijo que “es un honor volver a esta casa más ahora con este consejo que tiene rango constitucional”. Inmediatamente, consideró: “este tema nos afecta a todos (…) ninguna de las promesas se cumplió por parte de este gobierno (nacional)”.
En tanto, agregó que “hoy, 57 universidades están pasando por esta incertidumbre que no es sólo el pago salarial, se trata de la capacitación permanente, de la investigación. A nivel país hay una incorporación de personas distintas a la sociedad que está reconocido por países vecinos que envían a nuestros hijos a estudiar en la universidad”. Afirmó que “de este consejo debe salir el exhorto a los diputados nacionales que deben defender el presupuesto 2019”.
Sostuvo que tiempo atrás la gobernadora Vidal tuvo palabras duras y desacertadas sobre la universidad pública; después vino el problema del presupuesto, que va mucho más allá de los sueldos docentes. “Los legisladores deben llevar la voz  de los riojanos, defender su presupuesto, su derecho, si no lo hicieran estarían faltando a su función”, expresó.
El Gobernador -y Presidente del Consejo- manifestó que se debe entender la importancia de la universidad pública, donde nuestros hijos ya no deben irse a otra provincia para estudiar, que cada familia riojana tiene al menos un profesional egresado de la universidad pública, que aquí está el futuro de nuestra provincia, de nuestros jóvenes. “Debemos tener conciencia, no podemos hacernos los distraídos, esto nos afecta a todos. Como riojano quiero apoyar; no estamos pidiendo migajas, ni para la provincia, ni las universidades, ni nuestra industria; necesitamos el presupuesto que nos corresponde”, manifestó.
“Desmantelamiento de lo público”
Luego, el rector Fabián Calderón expuso sobre “El Rol Social, Educativo y Transformador de la Universidad Pública». Comenzó diciendo que “nuestra UNLaR cumple 48 años de vida, tiene un surgir en 1971, que tiene que ver con la movilidad social de los jóvenes del QUR (Queremos Universidad Riojana) y comienza una historia  de nuestra universidad, que primero fue provincial, después se nacionaliza, luego viene la construcción del edificio relacionado con la presidencia de un riojano, en la nueva  universidad surgida de la lucha, de La Toma, del acompañamiento de la sociedad riojana, en el 2013 comienza a atravesar un proceso de refundación de pensarnos en debate  acerca de cómo avanzamos”.
Con relación a la problemática actual, Calderón dijo que “hoy nuestra realidad universitaria se sostiene en un sistema financiero que ha notado la devaluación de nuestro peso”. Precisó: “estamos convencidos que la discusión es el desmantelamiento de lo público que se lo toma como un gasto y no una inversión”.
Seguidamente, brindó datos sobre la realidad de la UNLaR, señalando que se encuentra en nueve de los 18 departamentos provinciales, cuenta con 57 carreras de grado, 19 de pregrado y 17 de posgrado, lo que representa alrededor de 100 carreras, que son oportunidades territoriales. Eso se traduce en 25 mil estudiantes activos, 2400 docentes y 465 nodocentes. De los 25 mil estudiantes, 85 por ciento son de la ciudad capital, 14 por ciento de otras provincias, 1 por ciento de otros países.
Según una investigación realizada por la UNLaR, cada estudiante proveniente de otra provincia o países en promedio realiza un gasto mensual de 12 mil pesos, es decir que 4 mil estudiantes le generan anualmente 500 millones de pesos a la provincia, en consumos. A eso se suma que los 1189 millones de pesos del presupuesto universitario, la mayoría en sueldos, también  aportan a la economía riojana.
En tanto, Calderón precisó que del 2015 al 2018 hubo un aumento en el presupuesto de un 158 por ciento, pero que en este 2018 sufrió una caída. En este panorama la UNLaR se encuentra entre la séptima y octava universidad más desfavorecida.
También brindó datos de la cantidad de docentes con relación a los estudiantes y explicó que “hay equipo de docentes en cada cátedra -un profesor titular, asociado o adjunto cada 37 alumnos, y un JTP cada 52 alumnos-; no es la que se ha planteado en estos días con respecto a la cantidad de docentes”.
En tanto la tasa de graduación es de un 20 por ciento. Cada 4,5 matriculados hay un graduado; y un nodocente cada 62 estudiantes, cuando lo normal es un nodocente cada 40 alumnos.
Para finalizar, Calderón dijo que la universidad acompaña la formación nacional, popular y latinoamericana.  “Las universidades somos garantes de la democracia, somos el debate público, tenemos un saber que es un bien público. Tenemos que saldar muchas deudas con la sociedad; avanzar en una agenda compartida en más y mejor educación y que nuestros jóvenes conozcan el territorio”.