“’La Toma’ es un sentir de los riojanos”, dijo Calderón

“’La Toma’ es un sentir de los riojanos”, dijo Calderón

octubre 10, 2018 0 Por RadioLaRioja Redactor

El 9 de octubre de 2013 marcó un antes y un después en la Universidad Nacional de La Rioja: finalizaba “La Toma” y comenzaba la “Nueva UNLaR”. Fabián Calderón y José Gaspanello lo recuerdan.
Hoy, a 5 años de aquel proceso que logró movilizar a más de 50 mil personas por las calles de la ciudad de La Rioja, en defensa de la democracia, la educación, y la universidad pública, se conmemora lo que significó el inicio de una “Nueva UNLaR”, resultado de una lucha que consistió en 21 días de ‘Toma Universitaria’.
Aquel día, eran electos democráticamente por la Asamblea Universitaria quienes ocuparían -y ocupan actualmente- los cargos de rector y vicerrector de esta Casa de Altos Estudios: Fabián Calderón y José Gaspanello.
“Cuando llega esta fecha, uno hace memoria de lo que fueron los días de ‘toma’ y vienen los recuerdos, las memorias, las imágenes de todo lo que vivimos intensamente en el 2013, y todo lo que eso significó. Fue un año de transición, fue llevar adelante una gestión compleja y difícil”, expresó al respecto Fabián Calderón, en diálogo con Radio UNLaR 90.9. Seguidamente, sostuvo: “Uno tiene el recuerdo de momentos difíciles, de encuentros, de desencuentros angustiantes, no sabíamos cómo se resolvía. Fuimos buscando distintas estrategias para poder dar solución a un conflicto que buscaba una idea de universidad nueva y distinta”.
Asimismo, se refirió a la importancia de la organización interna, que permitió concretar este proceso que no sólo fue relevante para la provincia de La Rioja, sino que instó a la lucha universitaria a gran parte de la República Argentina. “Fue clave el trabajo interno y la logística de estudiantes, graduados, docentes y nodocentes, el cual fue acompañado fuertemente por la sociedad riojana. No hay un recuerdo en el que no tengamos en cuenta gestos, hechos, imágenes de gente que se acercaba a traer alimentos y a darnos fuerzas, nos pasaba tanto en el interior como en Capital”, agregó.
“La Toma es un sentir de los riojanos, porque sintieron como propia la lucha y la mirada de una universidad nueva”, así definió Calderón a este significativo proceso que vivieron los riojanos en septiembre de 2013. En el mismo sentido, el vicerrector José Gaspanello hizo alusión a cuáles fueron las primeras medidas que tomarían para poner en marcha la Nueva UNLaR. “Lo primero que planteamos fue que todo debía hacerse dentro de la Ley de Educación Superior y dentro del Estatuto Universitario, que en ese momento estaba vigente, que indicaba cuáles eran las condiciones que tenían que tener los docentes para ocupar los diferentes cargos dentro de la universidad”.
Además, como otras de las cuestiones para destacar como resultado de la lucha universitaria, el Vicerrector mencionó lo que significó asumir como presidente de la Fundación Universidad de La Rioja (FUNLaR). “Había muchas personas que ni siquiera estaban contratadas; entonces, la primera medida que tomamos fue pasar en blanco a los 17 empleados y que cuenten con los derechos que cualquier empleado de una fundación debe poseer. También, muchos empleados nodocentes, sobre todo mujeres, escondían sus embarazos para que no sean despedidas, porque cuando (Enrique) Tello Roldán se enteraba de las licencias de maternidad, las despedía. Estas son algunas de las cosas que me quedaron marcadas”, afirmó.
Por otra parte, en el marco de los 100 años de la Reforma Universitaria que tiene correlación con ‘La Toma’, Calderón subrayó el resultado de las manifestaciones universitarias, como expresiones democráticas que generan cambios sociales. “La reforma nos llevó a repensar muchas cuestiones porque marcó un antes y un después en la vida universitaria. Pero el acto de mayor reivindicación y de justicia que hemos vivido los universitarios en la lucha federal por la educación pública, ha sido encontrarnos en la calle con los trabajadores y las organizaciones sociales”, dijo.
Finalmente, Gaspanello consideró importante destacar la gestión que se viene realizando en la Nueva UNLaR, posterior al 2013, la cual garantiza los derechos de la comunidad, y retribuye el acompañamiento de los riojanos con proyectos que tienen un compromiso territorial. “Hubo muchos avances hasta el día de hoy gracias a la tarea de los trabajadores de la universidad, a las decisiones políticas que hemos tomado en cada uno de los momentos y al acompañamiento social”, concluyó.