La Justicia Laboral ordenó al Gobierno la reincorporación “de forma inmediata” de 138 de los 357 trabajadores despedidos de la agencia estatal de noticias Télam, hasta tanto no se presente el debido procedimiento preventivo de crisis. El Juzgado Nacional de 1ª Instancia del Trabajo Nº 22 aceptó el recurso presentado por el Sindicato de Prensa de Buenos Aires por no haberse cumplido con los requisitos previos para realizar los despidos.

“La medida adoptada por la demandada (Sistema Nacional de Medios Públicos, presidido por Hernán Lombardi) en razón de una presunta `reestructuración general`, excede todo marco de razonabilidad y resultó evidentemente intempestiva”, señala la sentencia del juez Ricardo Tatarsky, quien advierte que la decisión va en contra de leyes nacionales.

El fallo cuestiona los despidos masivos del 40 por ciento de la planta de la agencia y aclara que están probadas las cesantías a partir de los telegramas enviados, en los que se aduce una supuesta “reestructuración general” de la empresa. El texto advierte además que el procedimiento de crisis resulta “de plena aplicación” y cita el artículo 98 de la Ley Nacional de Empleo para demostrar su obligatoriedad. 

La resolución define también a la “recisión masiva de contratos” como “una decisión rupturista” y contraria a la Ley de Contrato de Trabajo “en orden al principio de conservación del empleo y el principio de buena fe”. Al aceptar la cautelar, el magistrado resaltó que “obrar de manera contraria tornaría ilusorio los derechos que los trabajadores pretenden salvaguardar”. 

El conflicto se inició el 26 de junio con el despido del 40 por ciento del personal total de la agencia. A partir de ese momento, los trabajadores iniciaron un plan de lucha, con ocupación pacífica de las sedes de la empresa, en Belgrano 347 y Bolívar 531. Lombardi, por su parte, celebró el ajuste con cinismo. “Hoy ganó el periodismo y ganaron los ciudadanos. Hoy ganó el futuro de la Agencia Télam”, festejó el ministro desde su cuenta de Facebook, antes inclusive de que algunos de los afectados hubieran sido notificados de su despido. Poco después, anunció la reapertura de la agencia sin sus trabajadores.

Mientras tanto, el 13 de julio la misma justicia laboral ordenó la reincorporación de 5 de los 357 despedidos, decisión que fue apelada por la agencia dirigida por Rodolfo Pousá. Luego la Cámara Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo ratificó aquel fallo

Un día anttes, el 12 de julio, el juez laboral Santiago Zarza desestimó el amparo de la Mesa Nacional por la Igualdad, que reclamaba la reincorporación de los trabajadores, aunque el magistrado no se expidió sobre la cuestión de fondo y se limitó a rechazar a la entidad como representante de los trabajadores. A contramano del pronunciamiento del fiscal Gabriel De Vedia, quien había pedido una resolución “expeditiva”, el titular del Juzgado del Trabajo Nº 71 rechazó la presentación de la Mesa Nacional, que había argumentado que los despidos eran inconstitucionales, ya que se habían producido “en un marco arbitrario y discriminatorio”, sin motivación alguna y sin sumario previo.

Fuente: PÁGINA 12.