Un policía salía a robar autos de alta gama y les decía a sus víctimas: “Perdiste”

Un policía salía a robar autos de alta gama y les decía a sus víctimas: “Perdiste”

noviembre 5, 2018 0 Por RLR Redactor

Tiene 48 años y cayó tras robar a mano armada un Audi A 3 en la colectora de Dellepiane y Murguiondo.

Perdiste!”. El tono que según su tarea debería haber sido de identificación y alerta, para este policía fue el de amenaza y ataque hacia el dueño de un auto de alta gama al que intentó asaltar durante la madrugada del domingo en Villa Lugano.

El detenido, Luis Enrique Elías Véliz, se desempeñaba en la comisaría vecinal 7C, en el barrio de Villa Mitre.

Según fuentes de la investigación, el sábado terminó su jornada de servicio a las 22. Tres horas y media después, en la esquina de avenida Murguiondo y la colectora de la autopista Dellepiane, en Villa Lugano, cruzó su Chevrolet Corsa por delante de un Audi A3. Allí viajaba una familia con domicilio en Claypole.

El policía bajó con su arma y apuntó hacia los ocupantes del vehículo. “¡Perdiste!”, le gritó al conductor, identificado como Gastón C.

Dos de los cuatro ocupantes del Audi (todos habían sido obligados a bajar del vehículo) pudieron escapar y a las pocas cuadras se encontraron con colegas del atacante.

En unos segundos, agentes de la comisaría vecinal 8A de la Policía de la Ciudad llegaron al lugar del hecho, donde aún estaban Véliz y dos de sus víctimas.

Los policías sorprendieron al delincuente (colega), lo redujeron y comprobaron que se trataba de un oficial de la Ciudad, traspasado de la Policía Federal. Finalmente fue detenido y llevado a una comisaría.

A detenido se le secuestró el arma reglamentaria y el auto con el que inició el asalto.

La causa fue caratulada como “tentativa de robo a mano armada” y quedó en poder del Juzgado Criminal y Correccional número 19, a cargo de Diego Javier Slupski, Secretaría número 159 de Delfina María Wüllich.

Véliz fue pasado a servicio pasivo por la Oficina de Transparenciadel Ministerio de Justicia y Seguridad porteño.

Fuente: Clarín.