s grandes automotrices de Estados Unidos, Ford y General Motors, no atraviesan su mejor momento en algunos mercados clave de sus negocios. 

La noticia trascendió hoy en medios internacionales, cuando desde GM se anunció que la marca cerrará tres fábricas en EE.UU y Cánada.

General Motors confirma su inversión en Rosario y la continuidad de la producción del Cruze

La crisis que está sufriendo la marca en otros países no incidirá en los proyectos locales. De esta manera, confirmaron que siguen trabajando en Alvear.

Las repercusiones llegaron rápidamente a la Argentina, donde Chevrolet produce el Cruze en la planta de Alvear, provincia de Santa Fé.

Sin embargo desde la marca confirmaron que esta situación no afecta los proyectos locales y que no hubo alteraciones en la inversión comprometida para la planta santafecina, donde están invirtiendo u$s300 millones de forma directa y u$s200 millones de manera indirecta por parte de los proveedores.

En la fábrica se producirá un nuevo modelo del cual todavía no hay datos, pero demandará la instalación de una nueva plataforma. «Es un vehí­culo que forma parte de la nueva familia de productos globales de alta tecnologí­a, de alto valor agregado, que estará destinado al nuevo segmento de nuestra empresa y que tendrá como mercados principales a Brasil y Argentina», revelaron en su momento desde la marca.

Por otro lado, fuentes locales también explicaron que actualmente tampoco hay cambios con la producción del Cruze, el auto mediano que se produce en versión hatchback y sedán en la misma planta, cuyo lanzamiento fue en 2016.

Este modelo es uno de los más vendidos del segmento C, donde otras marcas, como Ford, decidieron dar por finalizada su oferta y por eso discontinuarán el Focus en 2019.

En el caso de Chevrolet, la innovación de este nuevo producto, con su plataforma renovada y mucha tecnología le permite seguir en pie y proyectar un 2019 más optimista si sigue la recuperación de Brasil, de forma que aumentará su demanda.

También a nivel regional la marca atraviesa un buen momento, según confirmó Carlos Zarlenga, número uno para el Mercosur, durante el Salón de San Pablo que se realizó hace pocos días atrás.

El directivo dijo que en América del Sur están logrando buenos resultados. De hecho, la recuperación del país vecino permitió que se arriesguen a lanzar nuevos modelos, como es el caso del Bolt EV eléctrico, el primero con esas características de la marca en este continente.

También en la Argentina se acaba de lanzar Equinox, un nuevo SUV para intercalarse entre Tracker y Trailblazer, y se renovó por completo Spin, el vehículo para sieta pasajeros más conveniente del mercado por la relación precio-producto.

Habrá que esperar más para ver las repercusiones locales, pero por ahora, desde la marca desmienten el impacto.