Muerte en una isla remota: piden a la India que ya no busque el cuerpo del misionero John Allen Chau

Las autoridades indias deberían abandonar los esfuerzos para recuperar el cuerpo del misionero norteamericano John Allen Chau, muerto a flechazos a manos de una ancestral tribu en Sentinel del Norte, una remota isla de Andamán, en el océano Índico.

Cualquier intento es «increíblemente peligroso» tanto para la tribu como para los rescatistas, dijo la ONG Survival International.

Chau fue asesinado por los indígenas el pasado 17 de noviembre tras llegar a la remota isla en la que viven para evangelizarlos.

Está prohibido por ley acercarse a esta isla  y a su pueblo detenido en la Edad de Piedra. Cualquier contacto con la civilización puede resultar fatal para la tribu. Un simple resfrío puede aniquilarlos.

Con todo, Chau insistió en viajar y logró que unos pescadores lo llevaran ilegalmente. Al día siguiente, Chau estaba muerto. Al día de hoy, nadie sabe dónde esta su cuerpo. Recuperarlo es un dilema difícil de resolver.

Sentineleses atacando un helicóptero. (Indian Coastguard)

Sentineleses atacando un helicóptero. 

Durante el fin de semana, las autoridades indias intentaron recuperar el cuerpo, acercándose a la playa donde Chau fue visto por última vez. Desde unos 400 metros desde el mar, pudieron avistar con binoculares a los indígenas que también los miraban armados con arcos y flechas.

«El riesgo de una epidemia mortal de gripe, paperas u otra enfermedad externa es muy real y se incrementa con cada contacto», dijo el director de Survival International Stephen Corry.

«Esos esfuerzos en casos similiares en el pasado terminaron con los sentileneses intentado defender su isla por la fuerza», agregó.

Sentineleses en la costa. (Christian Caron, vía Survival)

Sentineleses en la costa.

Dos pescadores que naufragaron y que fueron a parar a la isla terminaron muertos, en el pasado.

Corry insistió en que el cuerpo de de Chau «debería ser dejado en paz, al igual que los sentileneses».

«Urgimos a las autoridades indias a que abandonen los esfuerzos para recuperar el cuerpo», instó Corry en un comunicado.

Chau, que había visitado Andamán anteriormente en varias ocasiones y descrito por su familia como un misionero cristiano, viajó hasta la isla acompañado de pescadores y luego se desplazó hasta la orilla en un kayak. Tentó a los indígenas con una pelota de plástico y otros utensilios «occidentales». Pero el truco colonizador no sirvió.

Un sentilenese apunta con su arco a un helicóptero de la Guardia Costera india. / Reuters

Un sentilenese apunta con su arco a un helicóptero de la Guardia Costera india. / Reuters

«En la mañana del 17 de noviembre los pescadores vieron a una persona muerta siendo enterrada en la orilla que por la silueta del cuerpo, vestimenta y circunstancias parecía ser el cadáver de John Allen Chau», explicó poco después la policía de Andamán.

Desde entonces, las autoridades indias han tratado en diversas ocasiones de recuperar el cuerpo del estadounidense sin suerte alguna.

Fuente: EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *