El diputado no habló durante la sesión. Sin embargo, brindó sus argumentos en las redes sociales.

El diputado Alfredo Olmedo fue el único representante de la Cámara baja que votó en contra de la “Ley Micaela”, que promueve la capacitación obligatoria en temática de género para todos los funcionarios públicos.

Olmedo ya había dado la nota en el arranque de la sesión, cuando pidió la palabra para que se procediera a dar por caída la reunión por haber concluido el tiempo de espera reglamentario.

Sobre el cierre de la sesión la “Ley Micaela” había generado amplia adhesión en los discursos, aunque no hubo la unanimidad que se esperaba. Con 171 votos a favor y solo uno en contra, el voto del salteño fue el único negativo.

Si bien durante el debate no había hablado para especificar su postura, en sus redes sociales Olmedo se vanaglorió de su decisión: “He sido el único diputado nacional que he votado en contra de la Ideología de Género, voy a seguir sosteniendo que Dios creó al hombre y a la Mujer”.

“No cambio mis convicciones”, remarcó quien días consiguió una foto junto al presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro.