Así lo revelaron los datos interanuales difundidos por el INDEC.

La industria argentina sigue padeciendo los efectos negativos de la recesión. Según informó el Indec, la utilización de la capacidad instalada de la industria cayó en octubre al 64,8% frente al 68,3% de igual mes del año pasado.

Los bloques sectoriales que presentaron niveles de utilización de la capacidad instalada por debajo del nivel general fueron edición e impresión (59,5%), productos de caucho y plástico (52,1%), la industria metalmecánica excepto automotores (49,2%), productos textiles (47,4%) y la industria automotriz (45,9%).

En tanto, los rubros que mostraron un nivel de utilización superior al promedio son industrias metálicas básicas (83,9%), refinación del petróleo (78,8%), papel y cartón (76,5%), productos minerales no metálicos (73,7%), productos del tabaco (71,4%), sustancias y productos químicos (69,1%) y productos alimenticios y bebidas (66,6%).

El indicador de la utilización de la capacidad instalada en la industria mide la proporción utilizada, en términos porcentuales, de la capacidad productiva del sector industrial.

El relevamiento comprende un panel de entre 600 y 700 empresas y, para su cálculo, se tiene en cuenta cuál es efectivamente la producción máxima que cada sector puede obtener con la capacidad instalada.

Fuente: La Gaceta Salta