El invicto estadounidense venció a su rival por KOT en el primer round.

Nasukawa ya cayó y Mayweather hizo su tarea. La exhibición terminó rápido. (Foto: AP)

Nasukawa ya cayó y Mayweather hizo su tarea. La exhibición terminó rápido. (Foto: AP)

Pegó, ganó, cobró su bolsa y se fue. Floyd Mayweather aplastó este lunes al campeón japonés de kickboxing Tenshin Nasukawa por KO técnico en el primer asalto, en una «exhibición» de Año Nuevo con mucho olor a circo, en la que el boxeador abandonó temporalmente su retiro deportivo.

Mayweather tiró a la lona a Nasukawa tres veces en el primer round antes de que el entrenador del local se apresurara a detener la pelea.

La pelea, que quedará rápidamente en el olvido, no constituyó nunca un desafío real para Mayweather, a esta altura de su vida interesado más en recaudar dinero que en los retos deportivos.

Con mucho mayor peso y alcance que su rival, que además debía adaptarse a una disciplina extraña para él, estableció claras diferencias desde el comienzo de la pelea, a la que -para restarle todavía más seriedad- llegó tres horas tarde.

De todas maneras, el combate realizado en Saitama permitió a los japoneses la ocasión única de ver de cerca de una leyenda vida del boxeo. Claro que el espectáculo estuvo demasiado lejos de los mejores de su carrera.