Se presentó este miércoles la Expedición: Una montaña de solidaridad. Se trata de la Primera Cruzada Solidaria a la Cumbre General Belgrano, en las Sierras del Famatina, a 6.250 msnm, que tiene como objetivo recaudar fondos que serán destinados a la Escuela Especial N° 379 “Amor y Esperanza” de la ciudad de Chilecito. Contará con la destacada participación de jóvenes atletas con discapacidad y se buscará llevar un mensaje positivo a la sociedad. En el marco de esta presentación, la organización acompañada por destacados atletas de La Rioja y otras provincias, como Córdoba y Catamarca, fueron recibidos por el gobernador Sergio Casas, quien celebró la iniciativa e incentivó a continuar con estas actividades que no solamente fomentan la práctica deportiva y la solidaridad, sino también la inclusión e igualdad.

La presentación se realizó en el Salón Blanco de Casa de Gobierno y contó con la participación del diputado provincial Raúl Andalor, la ministra de Salud Judit Díaz Bazán, la montañista profesional Úrsula Díaz, y atletas con discapacidad como el cordobés Pablo Giesenow y Ángela de Allende, y la riojana Celeste Díaz.

En el encuentro con el gobernador, brindaron detalles del evento deportivo y solidario. Casas destacó la iniciativa y resaltó el trabajo que se lleva a cabo en el marco de esta primera experiencia que tiene un fin solidario.

Al respecto, el diputado Raúl Andalor dio a conocer que la expedición se llevará a cabo el día sábado. A las 9 de la mañana partirán de Chilecito a Famatina, y cerca de las 11 de la mañana comenzará el evento que contará con una comitiva de apoyo integrada por médicos y personal encargado de la logística y comunicación.

“Esta cruzada solidaria nació de un grupo de amigos de Chilecito a favor de la Escuela Especial N° 379 Amor y Esperanza, con el objetivo de ayudar. Fue así que Mario Andrada comenzó a contactar a la gente que se dedica a esto y que nos podía ayudar”, indicó Andalor. “Vamos a contar con un equipo de salud que nos va a monitorear en nuestro objetivo de subir la cumbre General Belgrano, conocida como el Famatina, a 6250 metros de altura, lo cual para muchos de los atletas que se sumaron será un poco más fácil la actividad y para otros que no tenemos experiencia será un poco más complicado”, manifestó.

Asimismo, agradeció a todas las empresas que se sumaron a colaborar con la noble iniciativa solidaria. “Nos acompañan en esta cruzada varias empresas que nos van a donar un $1,50 por cada metro de escalada que nosotros tengamos y todo dependerá hasta donde lleguemos”. Cabe destacar que se trata de una comitiva de 23 personas, donde 9 son los expedicionarios entre atletas y deportistas con discapacidad.

Por su parte la ministra de Salud Judith Díaz Bazán explicó sobre el operativo sanitario que se desarrollará durante la expedición. “Hay un trabajo en conjunto entre las distintas áreas de gobierno”, resaltó y valoró “la decisión del gobernador Casas de estar presentes y garantizar el cuidado de la salud acompañando estas iniciativas”.

Los atletas que participarán

El atleta cordobés Pablo Giesenow dijo que aunque tiene poca experiencia en montaña y no tiene piernas, tiene muchas ganas de participar de la expedición. “Este gran desafío sobre todo solidario por la Escuela Amor y Esperanza de Chilecito, necesita acciones como las que vamos a realizar y que después tengan continuidad en el tiempo. Estoy orgulloso de formar parte de este equipo que tiene una logística impecable”, indicó.

Giesenow, explicó que entrena cuatro disciplinas deportivas como natación, ciclismo, running y tenis, deporte con el que comenzará a competir. “Toda esta preparación que vengo teniendo más un gimnasio de apoyo hace que uno se sienta en condiciones de intentar hacer cumbre a la altura que sea, llevando esas banderas de que pese a la adversidad podemos salir adelante y escalar montañas”, sostuvo.

En el mismo sentido, la joven atleta Celeste Díaz, quién hace tres meses perdió su pierna en un accidente de tránsito, agradeció la invitación a participar de la expedición. “Me encantó la idea sobre todo por el objetivo de solidaridad para con la Escuela Amor Esperanza. También por el mensaje de esperanza que se lleva a la sociedad. Espero poder ser de ayuda para aquellas personas, que como yo estén transitando un momento difícil y lo estén sobrellevando de la mejor manera”, expresó.

La montañista Úrsula Díaz, de Belén, Catamarca, quién hizo cumbre en el monte Everest en el 2013, agradeció también la invitación a participar. “Me sentí orgullosa cuando me convocaron a participar y colaborar con la escuela. Sería bueno que cada ciudadano pueda también aportar para la escuela y ser partícipe del ascenso, ya que no solo se puede caminar, también se puede acompañar con el corazón”, completó.