El Gobierno Provincial participó este lunes en la audiencia de conciliación que se llevó a cabo en la Secretaría de Trabajo entre la empresa Confecciones Riojanas y los 80 trabajadores despedidos de esa firma.  

En la audiencia estuvo presente el ministro de Gobierno, Alejandro Moriconi y también la secretaria de Trabajo, Miriam Espinoza y ambos destacaron que la patronal debe abonar el 100% de los montos indemnizatorios. “La patronal aspira a abonar un 50% de las indemnizaciones y no da mayores detalles, de tal manera que nosotros tenemos la obligación de que quienes están a cargo de estas empresas sean claros y digan conforme a derecho en qué momento van a pagar la indemnización pero no el 50% sino el 100% o decir cuáles son las condiciones para ofrecer a los trabajadores y siempre y cuando los trabajadores acepten esas condiciones”, comentó Moriconi.  El titular de la cartera política agregó que como los trabajadores rechazaron la propuesta de pago del 50% de las indemnizaciones, se pasó a un cuarto intermedio para este miércoles 6 de febrero. “En la audiencia se pasó a un cuarto intermedio para que la patronal le diga al gremio y a los trabajadores cuál va a ser la propuesta de lo que legalmente le corresponde como indemnización a cada uno de los empelados que han recibido el telegrama de despido y que han quedado en una situación de total vulnerabilidad”, indicó. En el mismo sentido se pronunció Miriam Espinoza quien señaló que la empresa aduce una grave crisis económica para justificar los despidos y el pago de indemnizaciones al 50%. “La empresa argumenta que hay una fuerte retracción en las ventas motivada por la baja del consumo. También aducen el impacto de la apertura de las importaciones. Pero esto fue rechazado de plano por los trabajadores que exigen el 100% de las indemnizaciones”, dijo. En este punto, Espinoza destacó que la empresa no presentó el procedimiento preventivo de crisis  “donde deberían haber acreditado los extremos que invocan para proponer un pago de la indemnización acotado”. “Al no haber se cumplido esos pasos legales, naturalmente a los trabajadores les corresponde el pago del 100% de sus indemnizaciones”, aseguró. Inspección a la empresaPor otro lado, el ministro Moriconi informó que este martes se realizará una inspección a la empresa ante el temor de que la firma quiera cerrar definitivamente sus puertas. “Se acordó entre las partes que mañana se lleve a cabo un control de todo el capital de la empresa. Específicamente se va a chequear el capital conforme al inventario desde el momento en que se conformó Confecciones Riojanas y hasta la actualidad”, explicó. El funcionario agregó que el objetivo de esta inspección busca garantizar que se encuentren en la fábrica toda la maquinaria y material de trabajo correspondiente. “Con esto lo que se busca es poder preservar ese capital para una eventual situación en la que una empresa tenga la intención deliberada de querer cerrar”, señaló.