De siete postulantes medidos, seis tienen más de 50% de “nunca lo votaría”. Macri y Cristina, muy parejos.

Cristina y Macri, en 2014, en uno de los pocos actos que compartieron como presidenta y jefe de Gobierno.


Es la confirmación de la teoría del espanto. Salvo imponderables, la elección presidencial de este año se dirimirá por la opción del «menos peor». Así se percibe en palabras y también en números. Clarín accedió este jueves a una encuesta exclusiva que muestra el alto rechazo electoral a los principales candidatos. Un dato de muestra: de los siete postulantes medidos, seis tienen más de 50% en el rubro «nunca los votaría».

El sondeo es de Opinaia, una consultora creada en 2010 y que se diferenció de arranque por hacer mediciones online. Trabaja más para el mundo empresario y de los negocios que el político. Pero tuvo buenos pronósticos electorales en 2015 y 2017.