La Red de Atención Provincial del Infarto Agudo permitió salvar una nueva vida

Con el propósito de brindar atención oportuna en los casos de ataque cardíaco, la ministra de salud Judit Díaz Bazán puso en marcha la Red de Atención Provincial del Infarto Agudo de Miocardio (RAPIAM). Puesto que en nuestro país el ataque cardíaco es una de las principales causas de muerte, esta Red se encuentra integrada por hospitales del ámbito público y privado, que articulan acciones para garantizar la asistencia oportuna en los casos infarto agudo de miocardio en la Provincia.
Una de las localidades que aplica con éxito RAPIAM es Vinchina, donde se posibilitó salvar la vida de dos ciudadanos durante el año 2018. Días atrás se presentó el tercer caso, una paciente de sexo femenino, de 71 años, con un diagnóstico de bradicardia extrema y antecedente de ataque cardíaco.
Al respecto la directora del hospital de Vinchina, Dra. Rosa Aguilera detalló que, si bien no se trataba de un infarto agudo de miocardio, si corría riesgo la vida de la paciente. Asimismo la profesional comentó que “gracias a este programa se pudo actuar en forma rápida para salvar la vida de la paciente. Trabajando en conjunto con el equipo de enfermería, los médicos de la localidad de Vinchina y Villa Unión; contenidos y asesorados en todo momento por un equipo especializado que se encontraba en Capital”.
Aguilera destacó que mediante RAPIAM los profesionales recibieron diferentes capacitaciones que les permitió actuar de forma efectiva. “Las enfermeras y los médicos realizamos todos los controles y al constatar que la frecuencia cardíaca de la mujer, era una frecuencia muy baja y que ponía en riesgo su vida, se decide el traslado desde el domicilio de la paciente a la guardia del hospital local. Para posteriormente derivarla hasta el hospital de alta complejidad de forma exitosa”.
A la ciudadana se le realizó un electrocardiograma y se le suministró la medicación correspondiente al caso. Seguidamente fue traslada en una ambulancia de alta complejidad hasta el Instituto del Corazón (INCOR) en Capital.
Por último, Aguilera destacó lo beneficioso del proyecto, tanto para la comunidad como para los profesionales de la salud. “Mediante RAPIAM no solo recibimos información o asesoramiento de cómo actuar en estos casos, sino también contención profesional. Ya no nos sentimos tan solos y la verdad que es un gran apoyo para los médicos del interior”, concluyó la médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *