La CTA Matanza repudia la salvaje represión a los compañerxs de la Unión de Trabajadores de la Tierra y a la prensa que intentaba cubrir el delesnable accionar de la Policía de la ciudad.
Que el pueblo tiene hambre no es novedad, que los comerciantes y los productores no venden nada, tampoco, y que al gobierno nacional, al gobierno provincial y al de la ciudad no les importa el sufrimiento de la población, menos; pero lo que sí es novedoso, es el desparpajo, la indolencia y el descaro con que se maneja la policía para reprimir, a plena luz del día, toda acción, opinión y difusión, que ponga de manifiesto el salvaje ajuste económico y el desastre social en el cual, dichos gobiernos, están hundiendo a la Argentina.

Ellos con sus políticas económicas impiden el acceso de la población a una alimentación digna, y con la excusa de que las ferias a precios populares ensucian las plazas, las prohíben; eso sí, una vez concretada la represión, se roban la mercadería de lxs productorxs.

Dos cosas quedan claras. Por un lado, que los cipayos que nos gobiernan están dispuestos a utilizar todos los palos, gases y balas de goma que sean necesarios, para ocultar el desastre económico y someter a un pueblo que está de pie y que no se resigna a vivir en la miseria, y por el otro, que Macri, Vidal y Larreta, prefieren plazas limpias, a panzas llenas.

MESA EJECUTIVA
CTA MATANZA