Lo aseguró Daniel Quiroga, director del Hospital Escuela y de Clínicas “Virgen María de Fátima”, en el marco del recorrido por las obras que se ejecutan en el centro de salud universitario, entre las que se destacan el servicio de terapia intensiva y el nuevo quirófano.

El Director del nosocomio, Daniel Quiroga, describió el estado de situación de las obras y la prestación del servicio sanitario en la entidad dependiente de la Universidad Nacional de La Rioja. En diálogo con Radio UNLaR 90.9, indicó que el hospital nunca cerró ni interrumpió su funcionamiento en el periodo de vacaciones. Asimismo, explicó que están ultimando detalles para habilitar los nuevos espacios de terapia intensiva y un quirófano de alto nivel que” va a funcionar en un hospital que va a crecer no solamente en asistencia sino también como hospital-escuela que se dedica a la investigación y a la extensión”.

En cuanto a los costos y honorarios para la realización de consultas médicas, el profesional explicó que la atención se caracteriza por realizar consultas abiertas, atendiendo obras sociales como APOS, PAMI y otras obras sociales del sector privado, como así también una apertura a la comunidad de algunas prácticas específicas que -si bien deben abonarse- tienen un costo más reducido.

“Como política de esta gestión tratamos que este hospital comience a funcionar comenzado, en primer lugar, con el llamado a paritarias por el cual todo el personal docente y nodocente del hospital ya tiene su encasillamiento y, en segundo lugar, con el avance de la estructura edilicia”, afirmó.

“La idea es que La Rioja tenga un hospital escuela; para ello, la universidad tiene que mostrarse a la comunidad con este hospital que debe funcionar como una red de servicios, articulado con toda la provincia y esta es la meta que tenemos. Para eso necesitamos habilitar la terapia intensiva y el quirófano y los servicios complementarios como fisioterapia, hematología, un servicio de cardiología, entre otros servicios profesionales”, finalizó Quiroga.