El objetivo es que la UNLaR y la UTN, participen de todas las acciones que el Gobierno provincial, a través de la Secretaria de Minería, lleve a cabo en el tratamiento de minerales industriales y rocas de aplicación. Y también de algunas plantas mineras que pudieran instalarse a través de la inversión privada, en minería metalífera.

De la conferencia de prensa, participaron el titular de Minería, Juan Carlos Sacco, Cecilia Baldo, Procedimientos mineros, Vicente Calbo, Vicedecano de la Regional – La Rioja de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y Nicolás Carrizo Rosales, Director de la Carrera de Ingeniería en Minas de la Universidad Nacional de La Rioja (UNLaR).

Básicamente, sostuvo Sacco, la idea del acompañamiento de las Universidades es que, “ayuden a trasmitir las intenciones de las políticas del sector minero de la provincia de La Rioja, y al mismo tiempo, transparentar la gestión que el área minera lleva hace casi 8 meses de gestión”.

Nacimiento de la iniciativa

Para la Secretaría de Minería, “es importante que las universidades –caso de la UNLaR- que tiene carreras como, Ingeniería en Minas y también Geología y la UTN, a través de diferentes carreras tiene la facultad para intervenir, especialmente, en aquellas vinculadas al Medio Ambiente”.

Premisas del Convenio

Sacco opinó que, “a la participación de las Universidades, la sociedad las tiene que ver como convenientes en cuanto a la transparencia de la gestión”, ya que consideró que “desde la intervención de las universidades, se hace público el conocimiento hacia la sociedad, de las actividades que se están llevando adelante”.

En este orden –remarcó Sacco- “el conocimiento científico y práctico que tienen las Universidades, colabora en alta medida con el Estado, que a veces no cuenta con todo el Recurso humano especifico, en las distintas especialidades y en este caso, la minería”.

Visión de la sociedad riojana respecto de la minería

Recordó el secretario de Minería que, La Rioja es una provincia que “siempre ha tenido una trayectoria minera importante”. No obstante – admitió- “que a veces, hay vicisitudes y situaciones que no son tan claras para llevar una política minera adecuada en el marco de lo que la población pretende”.  Ante este panorama, Sacco explicó que “la decisión del Gobernador Casas ha marcado firmemente –en la gestión que lleva adelante- que la minería que se desarrolle, será con consenso social”.

En cuanto a la visión que la sociedad tiene, opinó que “fue variando al ver que hay una gestión, a través de la decisión del Gobernador  y de la Secretaria de Minería, con tranquilidad social donde se comunica permanentemente las actividades que realiza la Secretaria de Minería  y fundamentalmente, en el campo de la actividad minera metalífera y mega minería”. Remarcó el funcionario que “está establecido el mecanismo de consenso social, o sea, todo lo que se haga no va a ser de espaldas a la población”, agregó Sacco.

Vicente Calbo (UTN), indicó que “las áreas que pueden acudir en apoyo a la Secretaria de Minería son: mantenimiento electromecánico y diseño y control de las estructuras de las Plantas de Tratamiento de minerales”. Al mismo tiempo, mencionó al “grupo que se dedica al estudio del medio ambiente. Son complementarias a las que posee la UNLaR”, señaló Calbo.

Por su parte, Nicolás Carrizo Rosales (UNLaR), dijo que “la intención es colaborar en este acuerdo-convenio de cooperación técnica-científico y cultural, con las áreas del Estado que las requieran”. Carrizo Rosales informó que en la UNLaR se dictan carreras afines a la actividad, como Ingeniería en Minas, Geología, Hidrogeología, Ingeniería Industrial”. Al respecto sostuvo que desde esta Universidad, “hay bastante para aportar en este convenio, para fortalecer y tendiendo a que la actividad minera, tenga un desarrollo en la provincia con todos los controles adecuados, que aseguren el desarrollo a partir de un aprovechamiento del recurso de una manera racional”.

Finalmente, Cecilia Baldo (Procedimientos mineros en Secretaria de Minería), indicó que la idea es “otorgarle a los productores la posibilidad de que la materia prima tenga un proceso de elaboración, dando un valor agregado a los productos que ellos podrían extraer”. Baldo resumió que esta explotación mineral se limitaría a “rocas de aplicación y minerales industriales”, básicamente.