Una sensación de incertidumbre generalizada… ¿Propia de los momentos de crisis? Sin duda.

Necesitamos un vizo de esperanza, una gota de aliento, y confío en que es el Peronismo, ese Peronismo profundamente humanista, el que debe definitivamente encarar la reconstrucción de la esperanza. Por eso miro para adentro y creo que es hora de salir de los temores propios de los egocentrismos, de dejar la especulación en razón de las mezquindades… Más temprano que tarde debemos estar de cara al pueblo con una propuesta que movilice, levante, y empuje a los que hoy sienten sus expectativas frustradas, y ayudar a levantar los brazos, esos volteados por las injusticias y desigualdades.

Debemos invitar a los riojanos y riojanas a que vamos juntos una vez más, desde la unión y organización, para salir del estado insensible e individualista que nos trajo Macri, el radicalismo y los peronistas que han traicionado la causa del pueblo, para ayudar a un modelo tormentoso. Creo que la militancia hoy necesita tener una propuesta, saber que vamos a tomar carrera para llegar a los barrios con entusiasmo, fortaleza y la convicción de que el Peronismo en La Rioja seguirá siendo el escudo de la justicia social.

El Peronismo es del pueblo, y no necesitamos fórmulas mágicas, ni inventar nada, sólo la prioridad es entender que debemos al pueblo a nuestros mejores hombres y mujeres, para recobrar con ellos la esperanza, con decisión, con firmeza, con capacidad, con equipo y con unidad; pero no cualquier unidad, sino la unión de conciencia popular, esa que hace que el dirigente sienta y piense como el pueblo y no sea después el verdugo de la única clase de hombres para el Peronismo, la trabajadora.

Por: Alfredo Turco Menem