Una nena de diez años encontró la muerte en la tarde soleada del domingo en La Rioja en el asentamiento Virgen Desatanudos. Fue a comprar pan a un kiosco en horas de la siesta y no regresó a su hogar. Habría sido violada y asesinada para luego dejar sus restos en un descampado de las cercanías.

Se viven escenas de profundo dolor en la zona.

Cobertura de Medios Provincia.