La organización Patriotas Constitucionales Unidos comenzó la colocación de 800 metros de barrotes de acero en los estados sureños de Texas y Nuevo México, frente a la ciudad mexicana de Ciudad Juárez, Chihuahua.

La organización antiinmigrante estadounidense Patriotas Constitucionales Unidos (UCP, por sus siglas en inglés) comenzó el fin de semana la construcción de un muro privado en la frontera con México.

A través de donaciones de simpatizantes del presidente Donald Trump, la organización comenzó a colocar 800 metros de barrotes de acero en los estados sureños de Texas y Nuevo México, frente a la ciudad mexicana de Ciudad Juárez, Chihuahua.

«Esto no es Europa, esto es EE.UU., nosotros protegemos nuestras fronteras. Este (muro) es el primero privado», dijoa la agencia AFP Jeff Allen, el presunto propietario del terreno en donde comenzó la construcción del primer muro privado en la frontera con México.

«Caza de migrantes»

Este grupo de milicias de derecha ha sido muy criticado por sus actividades en contra de las familias que migran a EE.UU.

El 16 de abril, los miembros del grupo privaron de la libertad a alrededor de 300 personas, entre ellos niños pequeños, cerca de la ciudad de Sunland Park (Nuevo México), para luego entregarlos a los agentes de la Patrulla Fronteriza.

En las imágenes que difundieron en redes sociales se los puede ver armados y vestidos con ropas similares a los uniformes militares, diciendo a los grupos de migrantes que se detengan y esperen a los agentes.

Video insertado

Àna🍃@Ana_Bunker

2. Mientras les tienen de rodillas los interrogan y ofrecen soborno de 20 dólares a cambio de información sobre el coyote, les preguntan si venían con la caravana y responden que no.
El grupo de civiles se hace llamar «United Constitutional Patriots»

34 personas están hablando de esto

Tras el operativo contra los migrantes, el líder de UCP, Larry Mitchell Hopkins, fue arrestado en Sunland Park por sospechas de posesión ilegal de armas de fuego y municiones. El fiscal general de Nuevo México, Héctor Balderas, calificó a Hopkins como «un delincuente peligroso que no debería portar armas estando cerca de niños y familias».

Los miembros de UCP afirman haber ayudado a los funcionarios de ese país a detener a unos 5.600 inmigrantes en el desierto de Nuevo México, en tan solo 60 días.

Financiamiento

La organización ha recibido más de 22 millones de dólares con la ayuda de 262.000 personas y su plan es continuar construyendo el muro privado a lo largo de la frontera con México.

«Estoy obteniendo mucha ayuda para construir el muro. Esta es la manera en que EE.UU. le dice al Congreso ‘estás fallando, vamos a luchar por nosotros mismos'», señaló Allen a la citada agencia.