El Consejo Superior de la Universidad Nacional de La Rioja aprobó por unanimidad, en su pasada sesión, la adhesión a la Ley Micaela, por la cual se establece la capacitación continua y obligatoria en materia de género a todos los miembros de la comunidad universitaria. Por otra parte, el órgano colegiado declaró un “enérgico repudio” al femicidio de Sabina Condori, abusada y asesinada días atrás.

El pasado lunes, en la sala de La Reforma de la Ciudad Universitaria, se desarrolló la tercera sesión del período 2019 del Consejo Superior.

En el comienzo del encuentro, el presidente del Cuerpo, Fabián Calderón, presentó el habitual informe rectoral, el cual se centró en la firma de convenios con la Universidad Nacional de Córdoba por la implementación del programa Universidades Populares; el plenario de rectores desarrollado en la misma ciudad, en el marco de los 70 años de la gratuidad de la enseñanza universitaria; y el encuentro con autoridades de universidades de China, en la Casa de Córdoba en la Ciudad de Buenos Aires. Asimismo, Calderón agradeció a los responsables y personal de las distintas áreas universitarias que trabajaron en el marco de las jornadas por la beatificación de los mártires riojanos.

Inicia el debate por Paridad de Género

Posteriormente, se dio lugar al tratamiento de los despachos llegados de las distintas comisiones. Se destacó la puesta en conocimiento del presidente de la Comisión de Interpretación y Reglamento, Gustavo Kofman, quien informó la metodología a implementar en el proceso de debate por el proyecto de Paridad de Género. Kofman indicó que más de 30 expositores se inscribieron para presentar sus propuestas sobre la temática; cada uno de ellos tendrá un tiempo de exposición de cinco minutos, cada jueves de mayo, a las 17, según cronograma establecido para cada moción.

Ley Micaela

En otro tramo de la sesión, se abordó el proyecto de resolución de Fabián Calderón por el cual se establece la capacitación obligatoria en materia de género y violencia contra las mujeres e identidades disidentes previstas en la Ley Nacional N° 27499 “Ley Micaela”, con alcance para los funcionarios/as, nodocentes, docentes, graduados/as y estudiantes de la Universidad Nacional de La Rioja. El tratamiento de dicha iniciativa fue sobre tablas, tuvo adhesión unánime de los consiliarios y estuvo acompañado por miembros del Movimiento Universitario ‘Evita’, agrupación de la cual formaba parte Micaela García.

Junto a normativa, se encomienda a las unidades académicas y al Rectorado el desarrollo de políticas tendientes a erradicar la desigualdad entre géneros, y la elaboración de programas de capacitación, e informar de manera periódica a los órganos de gobierno su implementación y ejecución, en coordinación con los espacios específicos de Género de aquellos ámbitos y la Red Interuniversitaria por la Igualdad de Género y contra la Violencia como órgano de consulta y asesoramiento en las temáticas de su competencia.

Repudio

En otro orden, el Consejo Superior declaró su enérgico repudio al femicidio de la niña de 11 años Sabina Condorí, abusada y asesinada brutalmente el domingo 14 de abril de 2019, en el barrio Virgen Desatanudos de la Ciudad de La Rioja.

También adhirió y acompañó el reclamo por justicia de sus familiares y amigos/as, así como también del conjunto de organizaciones sociales, feministas, partidos políticos y organismos de Derecho Humanos que se han manifestado.

Además, el Consejo Superior promovió “la necesidad del cumplimiento pleno de las leyes vigentes que protegen los derechos de las mujeres y menores y la profundización de políticas eficaces para prevenir y erradicar la discriminación y la violencia de géneros en todas sus formas promoviendo los mecanismos legales, sociales y culturales que permitan caminar a una sociedad más equitativa y sin violencias”.