El rector Fabián Calderón, junto a la Asociación de Trabajadores Universitarios Riojanos (ATUR), dejó inaugurado el “Paseo de la Memoria”, el cual está ubicado en el predio donde se construirá la sede gremial.

La inauguración se realizó el pasado sábado, en el marco del inicio de las actividades programadas por el mes de la trabajadora y el trabajador.

El evento estuvo presidido por el rector la Universidad Nacional de La Rioja, Fabián Calderón; acompañado por la secretaria general de ATUR, Alicia Luna, la secretaria general de la Asociación del Personal de la Universidad Nacional de Catamarca (APUNCA), Gladys Moro; y el secretario de la Asociación de Trabajadores de la Universidad de Chilecito (ATUNDEC), Alejandro Waidatt.

La jornada fue la primera de una seria de actividades que se desarrollarán durante el mes de mayo, donde se realizarán acciones recreativas y deportivas bajo el nombre “Unidos, Organizados y Solidarios – El Legado de Nelso Farina”, en honor al recientemente fallecido Secretario General de la Federación Argentina del Trabajador de las Universidades Nacionales (FATUN).

En su alocución,  Alicia Luna expresó: “recuperamos un espacio de nuestra UNLaR y lo convertimos en un símbolo de la historia que no queremos repetir, creando un lugar donde junto a estudiantes, docentes, graduados y la comunidad en general podamos seguir debatiendo qué universidad queremos y qué escalones tenemos que subir de ahora en más para avanzar y no retroceder”. Asimismo, continuó: “el Paseo de la Memoria es para todas y todos, es un trabajo llevado adelante por ATUR para toda la comunidad universitaria para que lo que vivimos durante 20 años de dictadura en la UNLaR  no vuelva nunca más”.

Por su parte, Calderón manifestó que “este lugar significa un espacio de la memoria, desde lo transcurrido en estos años, y también relacionado con la memoria colectiva de lo que vendrá”.

Al finalizar la inauguración se descubrió un cartel que señala el nombre del lugar, junto a la frase del filósofo y novelista español Jorge Santayana: “Quien olvida su historia está condenado a repetirla”.