Quinto paro general de la CGT en contra de Macr

La medida no contempla movilización. Es por 24 horas, en rechazo a las políticas del Gobierno.
La Confederación General del Trabajo (CGT) realiza este miércoles el sexto paro general en la era de Mauricio Macri, que se anticipa será contundente, ya que no funcionarán colectivos, trenes ni subtes y el cese de tareas alcanzará, además, escuelas, hospitales, comercios y actividad bancaria, entre otros sectores.
La medida de fuerza, que no incluirá movilización, es en rechazo a las políticas del Gobierno de Mauricio Macri y cuenta con la adhesión de los gremios «combativos» de la CGT que se apartaron de la cúpula, los de las tres vertientes de la CTA, los que responden a partidos de izquierda y los movimientos sociales.
«Este miércoles, las imágenes van a mostrar la ciudad vacía, porque los trabajadores en su conjunto coinciden en las razones de la convocatoria a este paro», anticipó Rodolfo Daer, secretario general del Sindicato de la Alimentación y hermano de uno de los actuales titulares de la CGT, Héctor Daer.
A las 7 de la mañana, agrupaciones políticas y sociales se encontraban cortando el tránsito en el Puente Pueyrredón, a la altura de la subida Avellaneda. El puente se encontraba transitable desde y hacia Av. Pavón pero cerrado al tránsito desde y hacia Av. Mitre.
En el lugar, se habían instalado varios cordones de Prefectura Naval y varios vallados.
El corte permanecerá hasta las 10:30 de la mañana, cuando los militantes se movilicen hacia el Obelisco a donde será el acto central.
Durante la jornada del paro, los referentes de la central obrera brindarán, a las 11 en la sede porteña de la calle Azopardo, un informe sobre el cumplimiento de la huelga, mientras que, a las 14.30, ofrecerán una conferencia de prensa.
El paro afecta no sólo el transporte urbano, sino también al sector aeronáutico, micros de larga distancia, transporte marítimo y, al incluir a Camioneros, tampoco habrá transporte de mercaderías, ni de caudales ni recolección de residuos.
No hay atención en bancos ni en dependencias públicas, ni funcionan escuelas, universidades ni hospitales (sólo guardias), mientras que el Sindicato Único de Trabajadores de los Peajes y Afines (SUTPA) confirmó que levantan las barreras.
La huelga afecta, además, las plantas industriales metalúrgicas, automotrices, de alimentación, textiles y calzado, mientras que se prevé una adhesión dispar en locales comerciales y restaurantes, bares y cafeterías.
Por su parte, el denominado «triunvirato piquetero», que integran las organizaciones sociales que integran CTEP, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC), instalaron desde este martes ollas populares en barrios del conurbano bonaerense para manifestar su adhesión al paro, mientras que harán lo propio este miércoles, a las 10, en el Obelisco.