Copa América: Argentina empató 1-1 con Paraguay

El conjunto nacional sigue sin encontrar el juego que necesita para empezar a recomponerse. En la última fecha tendrá que vencer a Qatar y esperar.

Las piezas nuevas que presentó Argentina para su segunda presentación en la Copa América, no lograron que el equipo pudiera salir del laberinto futbolístico en el que se encuentra. El juego claro, dominante y convincente no aparece, y el seleccionado continúa deambulando no sólo a nivel mundial, sino también en Sudamérica. La intención de que las líneas pudieran conectarse con fluidez, luego de lo que exhibió ante Colombia, no pudo concretarse, y el panorama es más oscuro todavía.
La idea del entrenador Lionel Scaloni tenía que ver con la búsqueda de conexiones entre los jugadores más aptos para la creación, con la posesión de la pelota como mejor argumento. Sin embargo, los ingresos de Pereyra y De Paul en el medio no dieron los réditos necesarios. Ellos no pudieron desbordar por los costados durante el primer tiempo, y de esa manera los delanteros Messi y Lautaro Martínez no recibían la pelota con frecuencia. Messi se retrasó durante esa parte para participar del circuito de armado, y la presencia ofensiva era nula.
Para colmo, el sistema defensivo no daba las garantías necesarias: Pezzella y Otamendi no mostraban coordinación, y cuando los laterales avanzaban unos metros nadie cubría los espacios que quedaban libres. El gol de los paraguayos llegó por esa razón: Casco se desprendió por su lateral, los paraguayos recuperaron la pelota y aprovecharon ese sector para desbordar, la pelota llegó al área y Richard Sánchez definió con un remate al lado del palo. El arquero Armani no pudo impedir el tanto, y además protagonizó luego una acción de mucho peligro para los paraguayos. El jugador de River pretendió dominar la pelota fuera del área, lo hizo mal, y terminó con una infracción fuerte sobre un adversario que le costó la tarjeta amarilla.
Armani se pudo recomponer en la segunda mitad, al atajar un penal ejecutado por Derlis González, cuando el partido ya se encontraba igualado. Argentina cambió su postura en ese período, y salió a disputarlo con más audacia. El ingreso de Agüero le dio más presencia en el área de Paraguay, y las aproximaciones llegaron desde el inicio. La insistencia provocó una acción de riesgo que derivó en una mano de Piris, que tuvo que ser detectada por el VAR, luego de un remate de Lautaro Martínez, y el árbitro sancionó el penal para Argentina. Messi fue el que igualó el encuentro con un zurdazo cruzado, y el clima pareció revertirse para la Selección.
De todas maneras, el orden siguió ausente y los aportes eran escasos. Paraguay se vio afectado por el impacto del empate, y dejó de presionar la salida de los argentinos. El conjunto nacional se adelantó en el campo, pero carecía de ideas para encadenar jugadas que le permitan exigir a Roberto Fernández. La iniciativa duró muy poco, y Paraguay aprovechó los contrataques para aprovechar la velocidad de sus hombres de ataque. En ese rubro se destacó Miguel Almirón, que fue incontenible por la derecha y cada vez que encaró a sus marcadores lo hizo con acierto.
La desesperación se fue apoderando de los jugadores argentinos, y la precisión también se fue perdiendo en la misma proporción. El ingreso de Di María no fue efectivo, ya que el rosarino no aportó desequilibrio por los costados, e inclusive perdió pelotas que terminaron en acciones de riesgo para Paraguay.
El equipo tendrá el domingo su última chance para conseguir la victoria, y que la misma le permita acceder a la siguiente ronda del torneo. Si se tiene en cuenta lo que ofrece en la cancha, las chances son limitadas. Pero la jerarquía de algunos integrantes puede revertir la situación para encontrarle una salida a este presente.
1 ARGENTINA: Armani; Casco, Pezzella, Otamendi, Tagliafico; Lo Celso, Pereyra, Paredes, De Paul; L. Martínez, Messi. DT: Lionel Scaloni.
1 PARAGUAY: Fernández; Leguizamón, Gómez, Alonso, Alzamendia; González, Sánchez, R. Rojas, M. Rojas; Almirón, Santander. DT: Eduardo Berizzo.
Estadio: Mineirao (Belo Horizonte). Arbitro: Wilson Sampaio (Brasil). Goles: 36m R. Sánchez (P); 57m Messi (A), de penal. Cambios: 46m Agüero por Pereyra (P), 66m Di María por L. Martínez (A), 72m O. Romero por Santander (P), 85m C. Ortiz por Almirón (P) y Suárez por De Paul (A). Incidencias: 61m Armani (A) le atajó un penal a D. González (P).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *