En Mascasín, viven alrededor de 35 personas, su principal ingreso gira en torno a la cría de animales. Los vecinos se organizaron para recibir a todas las personas que llegarán al lugar para la observación del eclipse total de sol y en muchos casos acondicionaron sus patios para ofrecerlos como estacionamiento.

La mayoría de las viviendas se encuentran sobre la ruta N° 144 y las familias se encargarán del servicio gastronómico, venderán al público platos típicos de la zona, bebidas y seguramente cubrirán la necesidad requerida por los turistas que lleguen para vivir este momento.

Ester Romero, una de las habitantes de Mascasín, contó cuáles son sus expectativas y cómo se preparan para este suceso: “nos estamos preparando para recibir mucha gente, queremos tener un buen servicio de comida, el patio de nuestras casas está listo para el estacionamiento con una capacidad de 20 autos”.

“Todo el pueblo está organizado y vamos a hacer empanadas, milanesas, escabeche, pan casero, tortas, tortas fritas, café, leche, mate cocido y todo lo que esté a nuestro alcance para servir ese día”, explicó Ester.

Además, comentó que “desde hace meses personal del municipio del departamento Rosario Vera Peñaloza nos brindó información y se dictaron charlas para saber de qué se trata, además hicimos junto a nuestros hijos las cajitas para poder ver el eclipse sin dañarnos la vista”.

“Estamos felices de recibir a la gente que venga de otros países y esperamos que se queden conformes con lo que nosotros podamos brindarle, creo que va a ser algo maravilloso”, finalizó la vecina de Mascasín.