Cuando Hernán Lombardi asumió como ministro (hoy devaluado a secretario) de Medios Públicos, había dicho junto a su ladero, el presidente de la Agencia Nacional de Noticias Télam Rodolfo Pousa, que la iban a convertir en la BBC de la Argentina. Y parece que se tomaron el desafío en serio.

La agencia trucha que funciona clandestinamente en un reducido espacio en la sede de Tecnópolis, luego de los 357 despidos concretados en junio del año pasado y del desmantelamiento de su redacción central en la calle Belgrano al 300 es, al día de hoy, un verdadero espectro de lo que alguna vez fue la Agencia Nacional de Bandera.

Manejada por seudoperiodistas ineptos que poco o nada saben del manejo informativo de una agencia de noticias, no hacen más que cometer burrada tras burrada.

Hoy colmaron el límite al admitir públicamente que las Islas Malvinas son británicas y que son gobernadas por Nigel Philips y no por Rosana Bertone:

Captura de pantalla del cable SIN 0153, de la hora 13.34 emitido desde la sección Política de la Agencia

Y para que a nadie le queden dudas de semejante barbaridad, también emitieron un tweet con el mismo contenido: