La Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CoNEAU) aprobó la validación el Sistema Institucional de Educación a Distancia (SIED) que la UNLaR posee, recomendando a la Secretaría de Políticas Universitarias que emita la correspondiente resolución de validación del mismo.

El SIED es el conjunto de acciones, normas, procesos, equipamiento, recursos humanos y didácticos que permitirán el desarrollo de propuestas a distancia para las carreras de pregrado, grado y posgrado de la UNLaR.
En el caso de la UNLaR, la Dirección de Educación a Distancia y Tecnologías Educativas (DEaDyTE) dependiente de la Secretaría de Asuntos Académicos, concentra, administra, planifica y gestiona todos los aspectos referidos a la implementación del mismo.
El decano del Departamento de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, Marcelo Martínez, el secretario de Asuntos Académicos, Miguel Molina, la directora de Educación a Distancia y Tecnología Educativa, Alejandra Guzmán, la coordinadora, Dalila Varas, y la asesora Pedagógica Fernanda Krol, en diálogo con Radio UNLaR 90.9, explicaron los alcances de la validación de la CONEAU.
En primer lugar, Martínez explicó que “esto es un proyecto que nació en el 2013, a pedido con la creación de la Dirección de Tecnología Educativa”. Precisó que “CONEAU aprueba el instrumento institucional para que nuestra universidad despliegue su oferta educativa en la modalidad a distancia”.
Por su parte, el secretario de Asuntos Académicos, Miguel Molina, dijo que “vencer estas barreras geográficas y temporales, que la educación a distancia hoy permite, se ven plasmadas en esta resolución favorable que ha dado CONEAU que apruebe el SIED y pasa ahora a una segunda instancia en la que la Secretaría de Políticas Universitarias reciba este documento y lo valide con una resolución”. “La institución ve en su futuro inmediato la posibilidad de brindar educación a distancia en su oferta de pregrado, grado y posgrado”, sostuvo.
Asimismo, Molina señaló que “la modalidad de educación a distancia viene a romper este requisito en el que el estudiante tiene que estar frente al docente; y hablamos que no tienen que estar reunidos geográficamente en ningún lugar, ni temporalmente estar uno con el otro, lo que hace posible que cualquiera pueda estudiar desde cualquier lugar, y esto habla de inclusión”.
En tanto, Krol especificó: “esto va a ir de a poco. Cada carrera y departamento académico va a presentar su proyecto y nosotros lo vamos a trabajar para encaminar la educación a distancia”. Explicó que “CONEAU acepta, baja los lineamientos y el SIED organiza que cada universidad organice los elementos tecnológicos, pedagógicos y comunicacionales para que se pueda sentar la educación a distancia”.
A su turno, Guzmán señaló: “la UNLaR ahora ya está en condiciones de ofrecer educación a distancia. Ha sido un trabajo en conjunto; llegamos a cumplir el objetivo; ahora se abren las puertas y el trabajo se magnifica. Vamos a tener que materializar todo lo que es educación a distancia”.