El Vicerrector dio precisiones sobre situación financiera de la UNLaR

En la pasada sesión del Consejo Superior de la UNLaR, José Gaspanello, presentó un detallado informe sobre las gestiones desplegadas en los últimos días, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con la finalidad de que se actualice el envío de fondos desde Nación a la casa de altos estudios.

El vicerrector de la Universidad Nacional de La Rioja, José Gaspanello, participó de reuniones que se desarrollaron en la Comisión de Asuntos Económicos del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), en la ciudad de Buenos Aires. En la oportunidad, comenzaron a definirse criterios para la elaboración del presupuesto 2020.

El Vicerrector desplegó una serie de actividades en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires centradas, principalmente, en materia financiera. En esta línea, asistió a dos encuentros desarrollados en la Comisión de Asuntos Económicos del Consejo Interuniversitario Nacional, los días 5 y 26 de junio.

“En la primera reunión se realizó una serie de notas giradas hacia la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) para solicitar información sobre la ejecución presupuestaria de algunos fondos que están por debajo de la línea del presupuesto ley aprobado en el Congreso”, explicó al respecto el Vicerrector, en diálogo con Radio UNLaR 90.9. Seguidamente, precisó que “hay un monto que está “por fuera del gasto de personal y de funcionamiento”, que no llegó. “Por eso, desde la Comisión solicitamos que nos informen qué pasó con los 9 mil millones de pesos (del presupuesto de todo el sistema universitario) que estaban destinados a resolución de paritarias, con los 4,5 mil millones que correspondían a gastos varios, y con los 738 millones de pesos que correspondían a la consolidación de recursos humanos de Ciencia y Tecnología, y algunos otros más que están dentro de ese orden”.

Asimismo, Gaspanello dijo que se fijaron criterios para evitar la exclusión de presupuesto que se destina para la infraestructura de las universidades nacionales. “Este año, se eliminó ese presupuesto y era muy importante para nosotros. Las consecuencias están a la vista: todas las universidades se vieron afectadas por la paralización de obras. En nuestro caso se detuvo la obra de la biblioteca, los albergues y el comedor universitario”, sentenció. En el mismo sentido, acotó que se armará -a partir de la información que brinde cada una de las universidades- una nueva base de datos sobre las obras que están pendientes, las que están en ejecución y sobre las que están paralizadas, para que quede establecido en el presupuesto 2020.

En cuanto a la segunda reunión, informó: “las respuestas que recibimos sobre los gastos que habíamos solicitado indicaron que los fondos están todos ejecutados. Fue una gran sorpresa para todas las universidades, ya que pretendíamos que, de los gastos varios, puedan recomponerse todas aquellas universidades que quedaron por debajo del índice del 32%”. En ese marco, la UNLaR ha presentado -a través del Vicerrector- una propuesta que consiste en que el Consejo Interuniversitario Nacional elabore un presupuesto por cada casa de altos estudios, y no de manera global como lo venía realizando. “A fin de que se otorgue el mínimo de presupuesto que necesitamos para funcionar de manera correspondiente, y para que no nos veamos afectados con lo que se decide desde la SPU, lo cual no sabemos con qué criterio se lleva adelante”, sostuvo.

Por otra parte, Gaspanello informó que, junto al secretario General de la UNLaR, Ariel Martínez, y a la secretaria general del gremio ATUR, Alicia Luna, se reunieron con la subsecretaria de Gestión Administrativa, María José Martelo, y con la directora Nacional de Gestión Territorial, Lucía Hernández, por las reformas administrativas y estructurales que llevará a cabo la UNLaR, mediante un encuentro generado por el senador Julio Martínez.

Estructura académica

Además, se refirió a que la estructura académica actual no está diseñada de manera acertada para llevar adelante su funcionamiento. “Es una necesidad realizar una reforma que será inédita porque no creemos que haya una universidad que haya cambiado su mirada tan diferente como la que teníamos nosotros y hoy estamos planteando”, explicó.

Potenciar la conectividad a internet

En otro orden, Gaspanello participó, junto a referentes del CIN y de la Asociación de Redes de Interconexión Universitaria (ARIU), de una reunión en las oficinas del Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom). Allí se avanzó en un proyecto que prevé ampliar la red de interconexión universitaria, lo que cuadruplicaría la potencia de internet en todas las universidades, incluyendo sus unidades académicas. La iniciativa tendría un alcance de 14 millones de dólares y se estima que beneficiará a más de dos millones de actores de la comunidad universitaria.

Obras en el Hospital de Clínicas

Por último, hizo alusión a la inauguración de la Unidad de Terapia Intensiva y del Laboratorio de Medicamentos que se efectuará el lunes próximo. Al respecto, dijo que “la Unidad de Terapia Intensiva será una de las más importantes de la región, contará con diez camas con tecnología de primer nivel, salas de cirugía y dos quirófanos, todo mirado desde un Hospital Escuela”. Mientras que, sobre el Laboratorio de Medicamentos, sostuvo que “fue una obra muy compleja y difícil legalmente desde que lo asumimos, ya que nos están aprobando la última parte de los fondos para terminar con el aire acondicionado, que es un aire especial, ya que tiene que ver con la exigencia que demanda un laboratorio de este tipo, pero una vez terminado se estarán generando y fabricando medicamentos”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *