La información indica que un joven de apellido Perea, quien se encontraba detenido desde el 13 de este mes por violencia de género, intentó poner fin a su vida y debió ser trasladado de urgencia al hospital Vera Barros. El joven habría sido reanimado por personal de Alcaidía hasta la llegada del servicio de emergencias. Se encuentra estable.