Con amor, vocación y profesión por parte de los kinesiólogos Karina Lozada y Yair Nahuel Kaen, un joven riojano de 25 años (Javier Escobar) recuperó su independencia y volvió a caminar.

Se trata de un estudiante avanzado de medicina que ingresó por un problema respiratorio, estuvo internado en UTI, hizo un coma diabético, luego pasó a clínica médica donde los kinesiólogos todos los días estuvieron acompañando, estuvo internando un mes y medio lo que le generó problemas motrices, y actualmente realiza rehabilitación en forma ambulatoria en el hospital público de los riojanos.

«Estoy muy alegre por volver a hacer mis cosas, volver a disfrutar la vida» fueron las palabras de agradecimiento de Javier Escobar.