Reproducimos el artículo publicado en la web de la Confederación Sindical Internacional (CSI) sobre la gestión de Mauricio Macri y el comunicado enviado a dirigentes sindicales de la Argentina donde la central llama a todos los trabajadores del mundo a manifestarse contra Macri el 12 de septiembre y el 16 de octubre.

CSI: Fuera Macri

Mauricio Macri ha liderado un periodo de colapso económico, de violación de los derechos de los trabajadores, de austeridad impuesta por el FMI, además de intentar imponer una legislación contraria a los intereses de los trabajadores. En vísperas de las elecciones argentinas en 2019, la CSI pone de relieve la escala de la destrucción y el sufrimiento infligidos al pueblo trabajador argentino.

Colapso económico

La inflación, sumada al incremento de los precios de los alquileres, los servicios públicos, el transporte, la electricidad, el gas y el agua, ha hecho que muchos trabajadores y trabajadoras no tengan acceso a una vivienda digna, un sustento adecuado, cuidados médicos y educación, y que sean incapaces de cubrir sus necesidades básicas.

  •  La pobreza ha aumentado pasando del 25,7% al 32% entre 2017 y 2018.
  •  Cerca del 60% de los trabajadores con un empleo formal no ganan lo suficiente para mantener a sus familias por encima de la línea de pobreza, según cifras oficiales.
  • La mitad de la población activa trabaja en la economía informal*
  • El salario mínimo se congeló en 12.500 pesos (292 USD) lo que ni siquiera cubre la línea de indigencia. El último ajuste fue muy inferior a la inflación, lo que supuso una pérdida considerable en el valor real del salario mínimo.
  •  La desigualdad ha aumentado en un 20% en tres años, según cifras oficiales.
  •  En 2018, the la participación salarial en PIB se redujo por cuarto año consecutivo, y actualmente representa el 45,2%.
    * Universidad Católica Argentina – junio de 2019

Violaciones de los derechos de los trabajadores

Desde que Macri llegó al poder, los sindicatos argentinos han venido informando de un incremento sistemático de violaciones de los derechos de los trabajadores, incluyendo:

  •  Agresiones físicas y amenazas a los trabajadores/as con carácter antisindical.
  •  Detención, procesamiento y encarcelamiento de sindicalistas.
  •  Ataques contra locales sindicales.
  •  Imposición de sanciones, reemplazo y despido de trabajadores en huelga.
  •  Agresiones verbales por parte del Gobierno al movimiento sindical.

Austeridad impuesta por el FMI

Un año después de iniciarse el programa del FMI, no ha cumplido sus promesas. La economía sigue aún en recesión, el desempleo está en aumento, la inflación no se ha estabilizado, la sustentabilidad de la deuda se ha agravado y la pobreza continúa acrecentándose. Aunque el acuerdo incluía un piso mínimo de gastos que debían destinarse a ciertos programas de asistencia social, el piso de gastos se fijó a un nivel inadecuado para cubrir realmente a los más vulnerables en el contexto de la crisis económica. El programa exige por otro lado reducciones del 20% en las prestaciones de pensiones. A pesar de todo esto, el FMI sigue apostando por un enfoque de austeridad severa y ejerciendo presión para que el Gobierno cumpla con todos sus objetivos fiscales a través de recortes adicionales. Esto erosionará aun más los ingresos fiscales y la economía.

Legislación laboral contraria a los intereses de los trabajadores

En 2017, el Gobierno no consiguió adoptar una reforma de la legislación laboral que habría debilitado el fuero laboral, incrementando los beneficios para las grandes empresas. La reforma no fue aprobada en parte gracias a la oposición de los sindicatos de todo el país. Pero algunos cargos del Gobierno han prometido reabrir el debate en caso de que Macri resulte reelegido.

Fuente: Confederación Sindical Internaciona