El Ministerio de Desarrollo Social y la Función Judicial avanzan en la elaboración de un protocolo de actuación donde se manifieste la voluntad de no asumir la responsabilidad parental. Por ello, con el fin de abrir un espacio de diálogo entre las áreas competentes, la Subsecretaría de Familia, Niñez y Adolescencia, en conjunto con el Juzgado del Menor convocaron a un mesa de trabajo a fin de avanzar en la construcción de un protocolo de actuación que garantice prácticas corresponsables y permita a la vez la regulación de las intervenciones estatales.

La jornada tuvo como fin avanzar en el diseño de un documento ante casos de conflicto respecto a maternidades no deseadas para definir competencias de los distintos organismos de la función Judicial y Ejecutiva, y aunar criterios para las distintas intervenciones.

Encabezaron la reunión, el subsecretario de Familia Niñez y Adolescencia, Jorge Guillén, y la secretaria Asistencial «B» del Juzgado del Menor, Alicia Valdéz.

En la elaboración del documento participaron las directoras generales de Niñez y Adolescencia, Érica Delgado; de Gestión e Inclusión Familiar, Emilia Manfredini; el responsable del Registro Único de Aspirantes a Guardas con Fines de Adopción Rosa Manfredini; el responsable del servicio de Salud Mental del hospital de la Madre y el Niño, Gustavo Núñez y equipo técnico; integrantes de la Oficina de Salud y Acceso a la Justicia del hospital materno infantil; integrantes del Servicio de Adolescencia del Hospital Vera Barros; integrantes de la Oficina de Acceso a la Justicia del hospital Enrique Vera Barros; directivos de secretaria de la Mujer; e integrantes del Cuerpo Asesor Técnico del Juzgado de Menores.

En la oportunidad, la directora de Gestión e Inclusión Familiar, Emilia Manfredini, explicó que esta instancia tiene como objetivo generar un documento “que institucionalice prácticas responsables, que trasciendan a los agentes y/o funcionarios, que son momentáneos. Que quede capacidad instalada al interior de las instituciones”.

Sostuvo además que el Estado debe garantizar las condiciones para que las mujeres accedan al  derecho a decidir sobre su maternidad, que esa decisión sea libre e informada

“El desafío tiene que ver con flexibilizar las posiciones personales y dar cumplimiento al marco normativo vigente.”, indicó Manfredini y agregó que “como Estado tenemos la obligación de generar prácticas estatales responsables, dar lugar a estas demandas desde la empatía”.

Además, señaló que “la idea es que haya algo aceitado, preestablecido y que direccione la práctica y que acelere la intervención”. Aseveró que el documento priorizará el resguardo de los derechos de todos los individuos involucrados en el proceso, poniendo especial atención en la implementación de las medidas de protección que deban tomarse en resguardo de los niños y niñas.

Asimismo, el titular de la subsecretaría de Familia, Niñez y Adolescencia, Jorge Guillén, celebró esta instancia de encuentro entre referentes en el ámbito de la protección de los derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, ya que, comentando su experiencia como psiquiatra de niños y adolescentes en el Hospital Vera Barros «muchas veces nos sentimos solos, porque las problemáticas son tan grandes y tan extensas. Sumado a que uno trabaja en soledad expuesto a las críticas de la opinión pública, que con mucho desconocimiento de las competencias entorpecen la intervención, hace que los profesionales se desanimen».

En este sentido, Guillén reforzó la idea de fortalecer el sistema proteccional en base a acuerdos interinstitucionales de intervención: «Es bueno este encuentro porque nos hace saber que nos estamos solos y que podemos apoyarnos en otras instituciones».