Nos hizo llorar otra vez con lo de Néstor sobre el final, como siempre. Nunca falla. Pero más allá de eso, lo que se vio fue una Cristina de nuevo moderada, pensante, antitalibán. Una Cristina con ganas de que entendamos y paremos de ser unos barrabravas para convertirnos finalmente en militantes de un proyecto nacional.

Y allí, ya promediando la charla, aparece aquello que en este humilde espacio llamamos esquema peronista de 20-80, donde los primeros 20 años de sostenimiento del proyecto nacional deberán garantizar los siguientes 80 años hasta que tengamos peronismo por 100 años ininterrumpidos y seamos al fin la potencia mundial que tenemos que ser por lo que somos y todo lo que tenemos.

Decía esto la señora Cristina Fernández:

“Si soy candidata a vicepresidenta no lo soy porque quiera ser vicepresidenta, está claro. Lo hago como una forma de ayudar a conformar una nueva mayoría en la República Argentina (…) Ya está, ahora es lo que viene, las nuevas generaciones, es la historia, es otra cosa. Y todos tenemos que saber el lugar que tenemos que ocupar allí para ayudar a cambiar esto (…) que no sea el péndulo permanente. Espero, argentinos y argentinas, que estas recetas neoliberales que les metieron en la cabeza por decimotercera vez… ¡nunca más! Intentemos en serio tener un proyecto de país que sea perdurable y que sea viable.”

Y es eso nomás, a dejar de pelearnos por boludeces y por intrigas de sobreideologizado. Acá nos tenemos que poner todos a sostener el gobierno peronista hasta el año 2040 a como dé lugar. Si logramos eso, la naturaleza habrá hecho su trabajo inexorable, las viejas generaciones llenas de odio habrán pasado y las nuevas, ya educadas en otra cultura, sabrán sostener su proyecto nacional por los tiempos de los tiempos, destruyendo el péndulo por el que damos siempre un paso adelante y tres atrás.

Ella sabe, tengamos fe. Ella nos conduce y no hay que trosquear. Habrá cosas que por ahí no les van a gustar a ciertos individuos, pero hay que sostener el proyecto. Lo que empieza en la Argentina el próximo 10 de diciembre es el futuro.

“El año 2000 nos encontrará unidos o dominados”, decía el General Perón, que vive y observa todo con mucha atención. ¿Hasta cuándo seguir dominados, argentinos?

A acatar a la conducción y a no darle bola a canto de sirena de los sobreideologizados “librepensadores” bien comidos.