La escuela enclavada en zona de viñedos de Villa Unión celebró 100 años de su fundación. La secretaria de Gestión Educativa, Rita Abdala obsequió un equipo de sonido y una computadora para la institución. En la oportunidad,  estuvieron presentes familiares de don Quiroga Soaje y el hijo de la primera docente de la escuela, Transito Carrión. 
En el acto estuvo presente la secretaria de Gestión Educativa; Rita Abdala, la directora de la escuela; Laura Palacios, el intendente Municipal; Yamil Sarruf, la supervisora del Nivel Primario; Silvia Muñoz y de Nivel Medio y Superior; Manuel Vera, los diputados provinciales, Marisel Muñoz y Juan Amado, el diputado nacional; Beder Herrera, el Segundo jefe de la policía de la Provincia; Marcelo Gallo y el jefe de la Comisaria Regional; Alberto Castillo, concejales y funcionarios municipales.    
La ceremonia comenzó con la entrega de la Bandera de los Andes a los alumnos y la bendición del cura parroco a la escuela. «Con el corazón latente se paraliza este momento en el patio para recordar que la escuela tiene 100 años, es un acontecimiento importante porque este centenario nos impulsa a seguir trabajando por ciudadanos libres, por una sociedad justa y sin exclusiones, para diagnosticar el presente y lanzarnos al futuro», manifestó la directora, Laura Palacios.
En este sentido, resaltó la figura de la primera maestra Transito Carrión y al ex director de la escuela, José Armando Quiroga Soaje al cual se eligió para que la escuela lleve el nombre. «El agradecimiento también es para todas las maestras y directores que pasaron, un pueblo educado es un pueblo que sabe elegir para si mismo», añadió. 
Por su parte, Rita Abdala, agradeció a la comunidad por estar presente y destacó que es importante hacer memoria. «Hay que hacer memoria y destacar a los pioneros porque fueron los que hicieron el camino cuando no había nada, no había caminos, no había luz y realmente se hacia patria».
«También es cierto que la historia de los 100 años se va construyendo con decisores de políticas y de héroes anónimos que se han ido sembrando, todavía nos falta muchas cosas pero podemos decir que el nivel primario, en estos años, ha mejorado y tenemos que seguir porque alfabetizarse no solo es saber leer y escribir , hoy es desarrollar otras competencias y eso se hace a través de la conectividad y de herramientas», indicó. 
El acto finalizó con las 100 campanadas en la que participaron docentes y los vecinos de la localidad de La Maravilla y con la banda infanto juvenil que cerró con el feliz cumpleaños.