Moscú promete emprender una respuesta contundente al comportamiento de Washington en esta sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas.