El presidente electo se mostró preocupado por los índices de pobreza y prometió un «país federal». Estuvo acompañado por gobernadores, sindicalistas e industriales.

En su primer viaje como presidente electo, Alberto Fernández visitó Tucumán para asistir a la ceremonia de asunción del segundo mandato del gobernador Juan Manzur y expresó su preocupación por la situación económico y social de la Argentina: «Después de mucho tiempo volvimos a escuchar la palabra hambre». El mandatario electo pronunció unas palabras tras el discurso de Manzur y ante la atenta mirada de dirigentes, sindicalistas, industriales y empresarios. «No conozco una Argentina que progrese si priva de derechos a sus ciudadanos, si no da educación a sus chicos y si no paga como se debe a sus maestros», manifestó. En ese tramo de su presentación, se refirió a la deuda externa de la Argentina y a los altos índices de pobreza. «Este es un escenario de alto endeudamiento que condenó a la pobreza a cuatro de cada diez argentinos. Después de mucho tiempo volvimos a escuchar la palabra hambre entre nosotros», sostuvo el exjefe de Gabinete. En este contexto, el mandatario electo dijo que «los próximos años no serán fáciles» y le pidió a los argentinos que permanezcan unidos. «Cada tanto este país choca con la misma piedra», reflexionó y agregó: «Vamos a arremangarnos todos para que nadie más pase hambre». Allí, se refirió a la necesidad de ocuparse de los sectores más vulnerables, afectados por la crisis económica: «No hay argentinos de primera y de segunda, hay simplemente argentinos. Aquellos que están en peor situación serán los primeros que atenderemos». Fernández se sentó a la derecha de Manzur en el teatro Mercedes Sosa y le hizo entrega del bastón de mando provincial. Fernández estuvo rodeado por dirigentes como Sergio Massa, electo diputado; el exgobernador bonaerense Daniel Scioli; la electa vicegobernadora de la Provincia, Verónica Magario; el electo intedente de La Matanza, Fernando Espinoza; el gobernador de San Juan, Sergio Uñac; Gildo Insfrán, su par de Formosa y Sergio Casas, mandatario provincial de La Rioja, entre otros.