Miles de personas volvieron a salir a las calles este lunes. Disturbios y saqueos.

Miles de manifestantes salieron nuevamente a las calles de Santiago y Valparaíso en la tarde del lunes para protestar contra el gobierno de Sebastián Piñera, poco después de que el presidente chileno anunciara una profunda reforma en su gabinete.

Cuando el estado de conmoción parecía estar cediendo luego de las masivas protestas de la semana pasada y luego de que Piñera decidiera durante el fin de semana levantar el toque de queda nocturno y luego el estado de emergencia, las protestas volvieron a copar este lunes en la Alameda de la capital chilena, en la zona cercana cercana a Plaza Italia, y del centro de la ciudad portuaria de Valparaíso.

Enseguida se comenzaron a reportar choques con la policía de los manifestantes más violentos y saqueos de algunos comercios.

En Valaparaíso, los manifestantes se enfrentaron a pedradas con la policía sobre la Avenida Argentina, cerca del Congreso Nacional donde la Cámara de Diputados discute el proyecto de portabilidad financiera enviado por el presidente Piñera.