El Muñeco volvió a agigantar su legado como director técnico al volver a imponerse en una serie ante el “Xeneize”: festejó en las cinco que disputó. 

Marcelo Gallardo justifica día a día la estatua que le harán en su honor. Con el buzo de entrenador de River, el Muñeco no para de hacer historia y ahora agigantó su legado al volver a derrotar en una serie a Boca, el rival de toda la vida. Este Napoleón no conoce de Waterloos, y menos si tiene una camiseta azul y amarilla enfrente. El director técnico, que figura en puesto 3 entre los mejores del mundo según el ranking diseñado por Football World Rankings -solo por detrás de Ernesto Valverde y Jürgen Klopp-, se impuso en las 5 series en las que le tocó medirse con el Xeneize. Estos enfrentamientos fueron 4 por competencias internacionales y 1 por copa local, con un interesante dato: en todas -salvo la actual Copa Libertadores, en la que disputará la final- terminó coronándose campeón. Otra cuestión que hace aún más grande sus logros ante el clásico rival es que recién Boca le pudo marcar un gol en el sexto encuentro. Fue en el empate 2 a 2 en la ida de la final de la Copa Libertadores del año pasado. Además, nunca doblegaron a sus arqueros en partidos disputados en el Monumental.