Así lo afirmó la candidata a concejal por las Unidades Básicas, Soledad Díaz, mediante un debate radial, quien se manifestó en contra que los concejales lleven un año y medio sin ocuparsede los asuntos de los vecinos.

La propuesta surge como una iniciativa que impulsa la lista de candidatos a concejales de las Unidades Basicas, Mario Sánchez, Soledad Diaz y Marina Barros, quienes proponen una multa a los ediles capitalinos que «no quieran trabajar».

La propuesta fue expresada ante la prensa medianteun debate en el que participo Soledad Diaz junto con la candidata María José Sánchez del movimiento de izquierda.

Ambas candidatas expresaron con mucha altura sus propuestas de lo que realializarian en caso de alcanzar una banca en el concejo deliberante y de qué manera se ocuparían de resolver los problemas básicos que aquejan a los vecinos de la Capital, como el transporte público, la recolección de residuos y la accesibilidad peatonal.

La sorpresa surgió cuando Soledad Diaz expresó que desde las Unidades Básicas proponen «multar a los concejales que no sesionen ni presenten proyectos. No puede ser que lleven un año y medio sin trabajar para resolver los problemas de los vecinos. Una persona común que no va a trabajar le descuentan el día y hasta corre riesgo su estabilidad laboral. Nosotros proponemos terminar con esa situación y exigir una mayor responsabilidad por parte de los concejales», sostuvo.

Además resaltó que los problemas que existen actualmente en la municipalidad y afectan a los trabajadores, especialmente a los que padecen una situación precaria «se pueden resolver con un reordenamiento interno, limitando el ingreso de personas que llegan junto con los concejales electos y generan un mayor gasto para el municipio. Esta situación afecta a esos empleados precarizados, y si no se hace un alto situación no se resolverá nunca», manifestó.