Después de ser una de las figuras del triunfo ante Arsenal por 5-1, el número 10 del Xeneize deberá esperar las elecciones en el club para ver si continúa o no

partidos que tendrá el equipo que dirige Gustavo Alfaro. El problema en su pierna izquierda lo dejará inexorablemente afuera del choque ante Vélez del próximo domingo en el José Amalfitani.

El camino entre su evolución física y la ajetreada agenda de Boca en este año decidirá cómo será su final de temporada en la institución; que también podría ser su cierre como futbolista de la entidad. Luego de la Fecha FIFA, Boca recibirá en su estadio a Unión (26/11) y Argentinos Juniors (30/11), a priori dos partidos que aspira a alcanzar Carlitos.

Al día siguiente, en Boca se celebrarán las elecciones presidenciales que serán claves para conocer el cuadro de situación del atacante de 35 años. En el actual escenario, la continuidad de Tevez parece cada vez más compleja y él ya dio señales de comprender esa posibilidad. «Obvio que quiero seguir, me muero por vestir esta camiseta, pero ya no queda en mí, son cuestiones del club, cuestiones políticas, y las respeto. No queda en mí», declaró luego de brillar contra el combinado de Sarandí.

Sin embargo, la noticia de su lesión despertó distintas suspicacias por la visita que realizó a Fuerte Apache. El delantero estuvo en su barrio de toda la vida, repartió camisetas y se fotografió con distintas personas, incluido el reconocido rapero Ecko. Si bien algunos se animaron a sospechar que la lesión se podría haber generado en su visita al Fuerte, según pudo averiguar este medio Tevez terminó con molestias en la presentación contra el combinado del Viaducto por el campeonato local.