Ricardo Russo también recibió la inhabilitación perpetua para ejercer la medicina. Fue declarado culpable de la distribución, tenencia y producción de pornografía infantil.

El pediatra Ricardo Russo, ex jefe de Inmunología y Reumatología del Hospital Garrahan, fue sentenciado a 10 años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer la medicina, tras ser declarado culpable de la distribución, tenencia y producción de pornografía infantil en el juicio que concluyó esta tarde en la sala del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 6 a cargo del juez Gonzalo Segundo Rúa. La fiscalía había pedido 10 años de prisión y la querella 13, por el delito de producción, tenencia y distribución de pornografía infantil. La fiscal Daniela Dupuy solicitó este martes en su alegato la pena de 10 años de prisión y la inhabilitación perpetua de su profesión y además pidió que vuelva a la cárcel hasta que la sentencia quede firme. En tanto, Susana Ciruzzi, la abogada que representa al Hospital Garrahan, pidió 13 años de prisión y también la inhabilitación permanente para Russo, de 57 años. La defensa del acusado había solicitado la absolución y pidió que, «en caso de que se le condene, que sea con libertad porque se demostró que no hay riesgo de fuga».