Pasado el mediodía de este martes, y a pocas horas de que se inicie la segunda audiencia, la Justicia decidió revocar la prisión domiciliaria a Patricio Pioli y quedó alojado en la cárcel local

El abogado querellante en la causa, doctor Sebastián Andrada, solicitó a la Cámara del Crimen que se traslade al tatuador al Servicio Penitenciario Provincial, debido a una serie de acontecimientos donde se burla del sistema judicial y una actitud de provocación a la víctima. La Justicia hizo lugar al pedido y ordenó sea alojado en la cárcel hasta tanto culmine el juicio.

Cabe mencionar que Patricio Pioli publicó a través de redes sociales un video donde se burla de su situación procesal. Donde se lo muestra en la puerta de su casa, del lado de adentro de la reja que da a la calle, mientras saca un dedo índice por las rejas y diciendo: “¡Preso!” (cuando el dedo está dentro de la propiedad)  y “libre” (cuando el dedo traspasa la reja). «Preso, libre, preso, libre”, repite de manera irónica.

Además, el mismo día de la resolución del juez Chamía, Pioli posteó en Facebook:  “Por desobedecer y estar en la conve días antes del juicio que no me arrepiento para nada (soy profesional) por qué (sic) le di mi palabra a mis amigos tatuadores. (Me dieron prisión domiciliaria). Viva el Tattoo nada más importa”.

No conforme con ello, también utilizó esa misma red social para agradecer las muestras de apoyo que recibió en el primer día del juicio: “Gracias. A todas las personas amigos, clientes familia y todos los que me conocen de verdad por darme mucha fuerza y fe para luchar en este día contra tanta corrupción”, escribió.

Cabe mencionar que Patricio Pioli publicó a través de redes sociales un video donde se burla de su situación procesal. En la filmación se lo muestra en la puerta de su casa, del lado de adentro de la reja que da a la calle, mientras saca un dedo índice por las rejas y diciendo: “¡Preso!” (cuando el dedo está dentro de la propiedad)  y “libre” (cuando el dedo traspasa la reja). «Preso, libre, preso, libre”, repite de manera irónica.

Además, el mismo día de la resolución del juez Chamía, Pioli posteó en Facebook:  “Por desobedecer y estar en la conve días antes del juicio que no me arrepiento para nada (soy profesional) por qué (sic) le di mi palabra a mis amigos tatuadores. (Me dieron prisión domiciliaria). Viva el Tattoo nada más importa”.

No conforme con ello, también utilizó esa misma red social para agradecer las muestras de apoyo que recibió en el primer día del juicio: “Gracias. A todas las personas amigos, clientes familia y todos los que me conocen de verdad por darme mucha fuerza y fe para luchar en este día contra tanta corrupción”, escribió