El conductor del colectivo habló sobre la maniobra que provocó el trágico accidente en la ruta 2. Murieron dos niñas que realizaban un viaje de fin de curso a Mundo Marino, en la costa.  

La primera explicación del conductor del micro que volcó este jueves a la mañana en ruta 2 fue que perdió el control del vehículo, según informaron desde la fiscalía. «Se me fue, se me fue», dijo el chofer del colectivo en el que viajaban chicos de 11 y 12 años que habían partido de una escuela de Benavídez y tenían previsto visitar Mundo Marino, en San Clemente del Tuyú.  El fiscal General de Dolores, Diego Escoda, aseguró que la principal hipótesis es que el ómnibus tocó la banquina y volcó. “El micro muerde la banquina, el conductor realiza una maniobra para intentar colocar el micro nuevamente en el pavimento y no lo logra. Eso es lo que más o menos dictaminan los peritos, aunque todavía están trabajando en el lugar”, indicó. Escoda anticipó que el chofer será imputado por homicidio doloso y dependerá del fiscal Jonatan Robert, a cargo de la UFI N° 10 de Chascomús, si ordena o no la detención. Las condiciones de visibilidad eran buenas, no intervino otro vehículo en el accidente y el test de alcoholemia realizado al conductor dio negativo. Como consecuencia del siniestro vial, murieron dos chicas que formaban parte del contingente. El chofer de otro micro y testigo del accidente afirmó: “Yo venía atrás y vi una polvareda en una curva que no era muy complicada. Paramos a cinco metros y bajé con mi compañero para tratar de sacar a los alumnos”, relató.