Varios fueron los reclamos que se hicieron escuchar en la jornada de este jueves cuando los pasajeros de la empresa de transporte ARCE quedaron en medio del campo cuando el colectivo en el que viajaban sufrió un desperfecto mecánico a 10 kilómetros de Patquia.
La preocupación era mayor porque en este micro viajaban entre sus pasajeros un bebé de 5 días otros de 3 y 5 meses, una mamá operada de cesárea, una nena discapacitada, un sr que se realiza diálisis y una sra hipertensa. Con el paso de los minutos y la gran preocupación por las altas temperaturas algunas mujeres que viajaban entre los pasajeros decidieron hacer dedo y pedir auxilio a los vehículos que pasaban por el lugar en especial para solicitar asistencia para las personas enfermas.
Esta situación generó gran malestar y varios reclamos entre los ocupantes del colectivo provincial.