Cayó por 2-0 ante Palmeiras y sentenció su suerte. Era uno de los cuatro equipos que nunca había perdido la categoría. 

Cruzeiro, dos veces campeón de la Copa Libertadores, descendió este domingo a la Segunda División del fútbol brasileño luego de perder por 2-0 ante Palmeiras en su estadio, por la última fecha del Brasileirao. El conjunto de Belo Horizonte, uno de los históricos del fútbol brasileño, necesitaba vencer a Palmeiras y que Ceará cayera frente a Botafogo para mantener la categoría. Ninguna de estas situaciones se dio, ya que Ceará empató 1-1 y logró salvarse. Luego de 98 años de historia, la entidad «mineira» retrocede por primera vez en su historia a la Segunda división, en el marco de un cotejo que concluyó con incidentes por parte de los simpatizantes locales que se resignaban a observar la realidad futbolística del equipo en el estadio Gobernador Magalhaes Pinto. El conjunto paulista, que compartió el segundo puesto con Santos en la tabla de posiciones con 74 puntos, terminó ganando con las anotaciones de Ze Rafael (St. 13m.) y Dudú (St. 39m.). De este modo, Cruzeiro, ganador de las Copas Libertadores ediciones 1976 (venció a River en la final en Santiago de Chile) y 1997, jugará en la Serie B, junto a Alagoano, Chapecoense y Avaí. Cruzeiro es uno de los equipos más laureados de Brasil, y cuenta en su palmarés, entre otros títulos, con dos Copas Libertadores, cuatro Brasileiraos (ganó los dos últimos en 2013 y 2014) y es el mayor vencedor de la Copa de Brasil, con seis títulos (los dos últimos en 2017 y 2018). Con el descenso de Cruzeiro, ahora son solo tres los conjuntos que nunca perdieron la categoría en Brasil: Flamengo, Santos y San Pablo