Sin mayor difusión los bancos que realizaron descuentos ilegales a beneficiarios del Bono de $ 5000 asignado por el gobierno nacional, desde horas tempranas de la mañana comenzaron a debitar los pagos del resto que quedó incautado. Los montos están debitados a las respectivas tarjetas que pueden realizar compras o en su defecto cobrar con la tarjeta en el cajero de la sucursal de su ciudad.

Los jubilados cobraron el viernes este beneficio extraordinario. Muchos con descuentos por préstamos y hasta por gastos administrativos. Defensa al Consumidor señaló que «no pueden recibir descuentos». Los jubilados pueden hacer el reclamo para que les devuelvan el importe retenido.

Este viernes, los jubilados argentinos, que perciben la mínima como único beneficio, cobraron un bono extraordinario de $5000 y percibirán el mismo monto en enero.

En Mendoza, muchos retirados sufrieron descuentos extraordinarios por préstamos y hasta por gastos administrativos.

En ese sentido, ANSES y Defensa al Consumidor señalaron que esos descuentos no son legales y aclaró que el bono «no tiene que sufrir descuentos» y que las entidades bancarias deben devolver el dinero retenido.

Más de 140 reclamos recibió Defensa al Consumidor por los descuentos que sufrieron los jubilados en el bono extraordinario que comenzaron a cobrar el viernes pasado.

Desde Defensa al Consumidor aseguraron ya estar interviniendo y notificando a los bancos para que les restituyan el dinero descontado a los jubilados, en un plazo no mayor a 10 días hábiles.

Más de 100 consultas y 40 denuncias recibieron en el día de hoy e instan a guardar los comprobantes, a pesar de que ya están interviniendo como organismo.

¿Cómo realizar las denuncias?
Los jubilados que quieran realizar denuncias por descuentos en el bono extraordinario pueden hacerlo en Defensa al Consumidor.

Primero deben solicitar el turno a través del 148 opción 3 y luego acercarse a la oficina ubicada en Pedro Molina 161 de Ciudad.

¿Cómo se paga el bono?
En tanto los jubilados que perciban hasta $19.068 cobrarán un monto inferior a los $5.000 para quedar igualados con los que perciben la mínima.

Por ejemplo: quienes perciben $17.000, recibirán $2068, y quienes tienen un ingreso de $18.500, cobrarán $568.

De esta manera, se evitará que quienes hoy cobran algo más que la mínima no pasen a cobrar menos este mes.

Otro dato a tener en cuenta es que no recibirán el beneficio quienes son titulares de más de un haber previsional.

La medida deja afuera a quienes, por los aportes que hicieron en su vida laboral, tienen haberes superiores a $19.068.