Fue triunfo para el serbio en sets corridos. En la otra semifinal están Zverev y Thiem

Novak Djokovic agigantó aún más su leyenda al vencer a Roger Federer en tres sets y meterse en su octava final de Abierto de Australia.

Las estadísticas marcan que nunca cayó en el último partido del primer Grand Slam del año: siete títulos en siete finales.

El encuentro duró dos horas veinte minutos, Djokovic ganó por 7-6, 6-4 y 6-3 y se enfrentará en la instancia final al vencedor del partido entre Dominic Thiem y Alexander Zverev.

La derrota de Rafael Nadal dejó al serbio con grandes chances de arrebatarle al español el número uno del ranking mundial, pero para eso deberá obtener el título.

«Mis respetos para Roger por jugar esta noche cuando era obvio que estaba lesionado y lejos de su mejor movilidad», señaló Nole, que jugará su 26ª final de Grand Slam.

Federer arrastraba ciertas molestias físicas que no le permitieron llegar bien físicamente al duelo. De hecho no entrenó ni ayer ni hoy, antes del partido.

«Empezó bien y yo estaba bastante nervioso, fue muy importante para mí ganar el primer set. Mentalmente me relajé», explicó el serbio.

Fuente: TN