El Gobierno Provincial, a través del Ministerio de Vivienda, Tierras y Hábitat Social que encabeza Ariel Puy Soria, y en un trabajo conjunto con FUNDANOA, comenzó a analizar la posible ubicación que tendrá el proyecto de construcción de un hospital regional oftalmológico que brinde servicio, principalmente, a personas de bajos recursos.

En ese sentido, este miércoles, en horas de la mañana, la secretaria de Tierras, Irene Zárate Rivadera, recibió al presidente de FUNDANOA Antonio Anzalaz, para analizar las posibles alternativas, tratando de priorizar que se encuentre en una zona cercana a la nueva terminal de ómnibus. Del encuentro también tomó parte el ministro de Producción y Ambiente, Fernando Rejal.

Para Puy Soria, el proyecto se basa en el objetivo de garantizar el acceso equitativo a los servicios oftalmológicos en un marco de modelo integral e inclusivo para todos y todas, y dando continuidad al trabajo que el Gobierno de la Provincia despliega junto a FUNDANOA desde el año 2005.

En ese aspecto, se inició un trabajo conjunto para definir dónde estará ubicado, priorizando un espacio cercano a la terminal de colectivos, teniendo en cuenta que “es un punto de concentración de personas del interior riojano y las provincias de la región que llegan en búsqueda de una atención sanitaria”, indicó la secretaria de Tierras Irene Zárate Rivadera. A la vez, ratificó el compromiso del Estado, a través del Ministerio de Vivienda, Tierras y Hábitat, de promover el uso de la tierra con una función social, para el bien común.

En tanto que el doctor Anzalaz precisó que “el objetivo es construir un hospital regional oftalmológico de alta tecnología”. Dio a conocer que el instituto sanitario para la atención oftalmológica más cercano se encuentra en Santiago del Estero, aunque éste no es de alta complejidad, y los de referencia se encuentran en el conurbano bonaerense y capital federal.

Asimismo, comentó que “esta iniciativa surge a partir de la demanda que tenemos en Fundanoa, que es muy grande, frente a la oferta que es pequeña”. Recordó en la ocasión que “desde el año 2005 trabajamos con el Gobierno y podemos resolver los problemas más urgentes, principalmente de personas de bajos recursos”.

El objetivo es construir un hospital monovalente de alta complejidad de unos 2 mil metros cuadrados, que permitirá dar respuesta a la demanda de atención oftalmológica de la provincia y la región del NOA. En ese marco, se apunta a estudiar la factibilidad de contar con un terreno de 5 mil metros cuadrados en un contexto que permita garantizar la ejecución y sustentabilidad de proyecto.