Así lo indicó la intendenta Inés Brizuela y Doria en reunión con la diputada Nacional, Hilda Aguirre de Soria, en el despacho de la Intendencia. Plantearon la situación de la provincia y del Municipio de Capital y analizaron la aplicación políticas públicas, conjuntas, que permitan a los vecinos vivir mejor.

El encuentro se dio en la mañana del 11 de febrero y participaron la secretaria de Gobierno, Teresita Luna; y la secretaria Legal y Técnica, Cristina Salzwedel. En la oportunidad, la diputada Nacional por La Rioja, Hilda Aguirre, se puso a disposición para trabajar en conjunto y brindar la asistencia, para mediar en la gestión de programas de acción y políticas públicas que brinda la Nación para Municipios.

Inés Brizuela y Doria agradeció la presencia de la diputada y destacó “la predisposición y el compromiso”, y agregó: “aunque vengamos de lugares diferentes, hay cosas que nos unen y nos hacen identificar, por eso agradezco su compromiso y no solo para conmigo, sino con los vecinos de la capital”.

A su vez destacó la sororidad entre compañeras para que la gestión pueda desempeñar sus tareas de la mejor manera, “tenemos desde nuestro genero otra mirada y otra visión de lo que significa la representación política, por eso es un gran desafió animarnos a incursionar en cosas que hasta ahora, parecían imposible, esto de vernos juntas trabajando con objetivos comunes, los cuales son los objetivos de la gente”.

La diputada Nacional, Hilda Aguirre de Soria, por su parte, manifestó “este es un trabajo de todas y todos, en particular de nosotras las mujeres que tenemos una responsabilidad mayor, en todos los sentidos; desde la casa con nuestras familias y también en las instituciones”. Asimismo  sostuvo que: “venir a un lugar que tiene, por primera vez a una mujer a cargo, y que es el Municipio más importante, me compromete doblemente, porque es acompañar y hacer efectiva la sororidad”.

Por último, la secretaria de Gobierno, Teresita Luna, destacó el compromiso real con el género de la Diputada Beba Soria “esta vocación histórica de empoderamiento permite reforzar nuestra presencia desde lo político como lo institucional”.