Molesto por declaraciones del director deportivo del club, Eric Abidal, el rosarino estalló como nunca antes y lanzó una dura crítica que podría traer consecuencias.  

Lionel Messi estalló como nunca antes y se desató una dura interna en Barcelona. El rosarino, molesto por declaraciones del director deportivo del club, Eric Abidal, lanzó un fuerte mensaje que podría traer consecuencias dentro de la institución. A Messi no le gustó nada leer una entrevista a Abidal en la que el director deportivo aseguraba que «muchos jugadores no estaba satisfechos ni trabajaban mucho» con Ernesto Valverde, exentrenador del conjunto culé que fue despedido hace tres semanas. Por eso, cuando vio la portada del diario Sport con la nota, publicó un feroz comunicado a través de su cuenta de Instagram que sacudió cada rincón de la institución. «Sinceramente no me gusta hacer estas cosas, pero creo que cada uno tiene que ser responsable de sus tareas y hacerse cargo de sus decisiones», arrancó Leo. «Los jugadores de lo que pasa en la cancha y además somos los primeros en reconocer cuando no estuvimos bien. Los responsables del área de la dirección deportiva también deben asumir sus responsabilidades y, sobre todo, hacerse cargo de las decisiones que toman», continuó. En el mismo posteo, Messi incluyó el fragmento de la entrevista de Abidal que le molestó. La chispa que encendió el malestar de Messi comenzó con las palabras de Abidal y podría traer problemas a nivel interno. En esa entrevista, el director deportivo aseguraba: «Cuando miraba los partidos no miraba los resultados, sino el trabajo interno, la táctica, los jugadores que no jugaban mucho, porque me fijo mucho en estos detalles que pesan al final de la temporada». Y continuaba: «Muchos jugadores no estaban satisfechos, no trabajaban mucho tampoco y había un tema de comunicación interna. La relación del vestuario con el entrenador creo que ha sido siempre buena, pero son cosas que como exjugador puedo oler». Messi no soportó que Abidal se metiera con los jugadores y salió con los tapones de punta.